Cuídate de los disruptores endocrinos del hogar – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Cuídate de los disruptores endocrinos del hogar

Cuídate de los disruptores endocrinos del hogar

¿Sabías que existe una cantidad enorme de toxinas que consumimos diariamente sin saberlo? Esos componentes son llamados disruptores endocrinos y están relacionados con diversas enfermedades.

Los puedes encontrar en los alimentos, productos y artículos que usas habitualmente en casa. También en los entornos laborales y en espacios donde no existe un umbral de exposición seguro.

Quédate leyendo y descubre cuántos disruptores endocrinos hay en tu hogar. También, te daré algunas recomendaciones para que los elimines por completo.

¿Qué es el sistema hormonal o endocrino?

Para entender qué son los disruptores endocrinos y cómo actúan en nuestro organismo, debemos conocer qué es el sistema endocrino y cómo actúan las hormonas.

Este sistema es una red de comunicaciones que tiene nuestro cuerpo (el cual es un organismo pluricelular). Para que las células puedan trabajar coordinadamente debe existir un mensaje entre ellas; esa comunicación y la integración de información se producen por estímulos químicos.

Estas células cuya función es la de secretar mensajeros químicos (hormonas) se denominan células endocrinas y se encuentran en tres localizaciones anatómicas del cuerpo:

¿Qué es el sistema hormonal o endocrino?

En resumen: el sistema hormonal o endocrino es vital para la vida y el buen funcionamiento del cuerpo, que se caracteriza por:

En resumen: el sistema hormonal o endocrino es vital para la vida y el buen funcionamiento del cuerpo, que se caracteriza por:

Ten en cuenta que:

¿Qué son los disruptores endocrinos?

También conocidos como contaminantes hormonales, son una serie de sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal del organismo humano y generar su disfunción. Y pueden llegar a generar diversas enfermedades en toda la familia (más adelante te hablaré de ellas).

Uno de los problemas fundamentales es que, por lo general, el efecto de los disruptores endocrinos sobre el organismo es acumulativo e irreversible y se pueden transmitir de una generación a otra sin que se haya manifestado patológicamente.

Estas sustancias están por todas partes y convivimos permanentemente con ellas, pues forman parte de nuestra vida de forma habitual, ya sea en el hogar, el trabajo, la calle o incluso en el campo.

¿Qué son los disruptores endocrinos?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe publicado en 2013 indicó una lista en la que detallan unas 800 sustancias químicas sospechosas de actuar como disruptores endocrinos.

¿Cómo actúan los disruptores endocrinos?

Es un conjunto diverso y heterogéneo de compuestos químicos exógenos capaces de alterar la síntesis, liberación, transporte, metabolismo, enlace, acción o eliminación de las hormonas naturales en tu organismo.

Conocer los mecanismos y modos de acción de los diferentes contaminantes hormonales es una de las prioridades de la investigación en este campo. En los últimos años se ha avanzado mucho y se han descrito diferentes formas por las que los estrógenos ambientales pueden alterar el equilibrio hormonal.

¿Qué son los disruptores endocrinos?

Para que comprendas mejor te voy a explicar gráficamente como actúan los disruptores endocrinos:

Para que comprendas mejor te voy a explicar gráficamente como actúan los disruptores endocrinos:

Una misma sustancia disruptora endocrina puede actuar mediante más de un modo de acción.

¿Qué efecto tienen los contaminantes hormonales en la salud humana?

Los efectos de estas sustancias químicas tóxicas se conocen desde los años 40, pero no fue sino 50 años después cuando se les denominó disruptores endocrinos.

Recientemente, se han publicado numerosos estudios sobre la exposición de las personas a diferentes contaminantes y su capacidad para alterar el sistema hormonal.

Los resultados de estas investigaciones arrojan que la población general está expuesta a un cóctel de disruptores endocrinos que están presentes en niveles muy variables según sexo, edad, nivel educativo y clase social.

  • Las mujeres embarazadas y los niños son los grupos más vulnerables y están expuestos a concentraciones más elevadas de contaminantes hormonales.

Conocer con absoluta certeza, de qué manera afectan los disruptores endocrinos a la salud humana es prácticamente imposible, dada la gran cantidad de sustancias implicadas, su complejidad biológica, el número e importancia de las funciones reguladas por el sistema endocrino.

Hay efectos en personas que se están estudiando epidemiológicamente, como:

  • Mayor incidencia de abortos, bajo peso al nacer y malformaciones congénitas.
  • Problemas en el desarrollo del sistema nervioso central y desórdenes psiquiátricos.
  • Alteración de los niveles de hormonas tiroideas.
  • Deterioro de la salud reproductiva humana.
  • Desórdenes en el sistema inmunológico y más probabilidad de infecciones.
  • Mayor riesgo de retraso del crecimiento intrauterino y malformaciones tipo criptorquidia, hipospadias y politelia.
  • Efectos reproductivos adversos como prematuridad, mayor riesgo de aborto y de embarazo ectópico, mayor incidencia de tumores y malformaciones del aparato reproductor.

Ahora sí, estos son algunos de los posibles efectos adversos que los disruptores endocrinos tienen sobre la salud humana:

¿Qué efecto tienen los contaminantes hormonales en la salud humana?

¿Cuáles son las sustancias disruptoras?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone en el informe State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals-2012 datos científicos sobre el impacto en la salud de humanos y animales, causado por las sustancias químicas que actúan como disruptores endocrinos.

Este documento señala cerca de 800 sustancias químicas que se identificaron como disruptores endocrinos o se sospecha que lo sean. Pocas se han investigado a fondo y la mayoría de las sustancias químicas comercializadas en el mercado no han sido evaluadas.

A continuación, te muestro los grupos químicos a los que pertenecen dichas sustancias muchas de las cuales están en nuestros hogares:

¿Cuáles son las sustancias disruptoras?

¿Cómo nos exponemos a los disruptores endocrinos?

Se han identificado más de 1.500 sustancias capaces de alterar el sistema endocrino, muchas relacionadas con productos que usualmente empleamos en nuestros hogares.

Échale un vistazo a esta tabla y detecta si tienes algunos en tu casa:

¿Cómo nos exponemos a los disruptores endocrinos?

Si tienes algunos, estás expuestos a la acción de estas sustancias por vía:

  • Digestiva: a través de los alimentos y agua con residuos de plaguicidas.
  • Respiratoria: por inhalación del aire interior de los hogares y contaminantes presentes en el ambiente exterior. También durante la realización de trabajos que exigen manipulación de productos con estos contaminantes.
  • Cutánea: por la utilización de cosméticos, productos de higiene, ropa o sustancias empleadas en el trabajo que contengan contaminantes hormonales.
  • Endovenosa: durante prácticas sanitarias que conllevan el uso de plásticos.

 

Recomendaciones para evitar la exposición a contaminantes hormonales


Existen ciertos hábitos que pueden ayudarte a disminuir su impacto en el hogar… ¿Quieres saber cuáles?

En la alimentación

Los alimentos nos exponen a residuos de plaguicidas con la capacidad de alterar el sistema hormonal, a contaminantes que se acumulan en pescados y en grasas animales, y a sustancias que se desprenden desde los envases alimentarios y materiales de cocina.

Problema: los alimentos animales suelen contener elevadas concentraciones de contaminantes hormonales presentes en el medio ambiente que se acumulan en las grasas, como pesticidas (incluso los prohibidos en la actualidad), mercurio, cadmio, plomo o dioxinas.

Consejos:

  • Elige comer productos de agricultura ecológica y de proximidad siempre que sea posible. Si no es posible, lava y pela muy bien los vegetales antes de comerlos o cocinarlos.
  • Reduce el consumo de grasas animales, pescados grasos y mariscos.

Problema: las botellas y recipientes de plástico, las latas de conservas, el teflón de las sartenes o el papel térmico, como el de las bolsas de palomitas, liberan a los alimentos contaminantes hormonales como el BISFENOL-A, los FTALATOS o compuestos fluorados.

Evita los contaminantes hormonales

Problema: análisis de control realizados en muchos países se ha determinado la presencia de contaminantes hormonales (ftalatos, alquilfenoles y benzofenonas) en todas las muestras de agua embotelladas analizadas. Además, genera enormes cantidades de residuos plásticos.

Consejo:

  • Elige agua envasada en vidrio, mejor que la embotellada en plástico.

Higiene y cuidado personal

Muchos productos de cosmética e higiene convencional nos exponen a contaminantes hormonales. Utilizamos una media de 9 productos cosméticos al día, que se fabrican con unas 10.500 sustancias químicas diferentes, muchas de las cuales son disruptores endocrinos que atraviesan la piel y llegan a la sangre.

Problema: El perfume artificial de los productos de higiene personal y del hogar señala la presencia de contaminantes hormonales como ftalatos y almizcles sintéticos.

Higiene y cuidado personal

Problema: las cremas solares convencionales utilizan filtros químicos, como benzofenonas, 4MBC, OMC, además de almizcles, parabenos y ftalatos. Todas estas sustancias son disruptores endocrinos.

Evita los contaminantes hormonales

En la casa

En el interior de los hogares puede haber más disruptores endocrinos que el exterior.

El origen de estos contaminantes hormonales son los materiales sintéticos empleados en la construcción y decoración de los hogares, además de los productos de limpieza convencionales y el humo de tabaco.

También ten en cuenta que en la casa puede entrar contaminación del exterior, como humo del tráfico rodado en la ciudad o residuos de plaguicidas en el aire de zonas rurales.

Problema: los detergentes de lavadora, productos de limpieza del hogar y bactericidas pueden tener contaminantes hormonales entre sus ingredientes.

Consejo:

  • Utiliza productos de limpieza naturales como el jabón de sosa, el vinagre, el limón y el bicarbonato ¡Funcionan! También puedes comprar los de marcas ecológicas certificadas.

Problema: los plaguicidas químicos utilizados en los jardines públicos o privados, como insecticidas para el tratamiento de plagas o herbicidas para el control de las “malas hierbas” pueden contener contaminantes hormonales. La población rara vez conoce o utiliza métodos de protección frente a estos tóxicos.

Consejo:

  • Comienza con una correcta elección de las especies a plantar según las características de la zona, la utilización de plantas y fauna “amigas” y la elaboración de plaguicidas naturales.

Dónde y qué disruptores endocrinos se pueden encontrar dentro de la casa

Dónde y qué disruptores endocrinos se pueden encontrar dentro de la casa


Una vez que detectes los disruptores endocrinos que pueden afectar a todos en casa, ponte manos a la obra y empieza a aplicar los consejos que te ofrecí anteriormente.


Y si quieres eliminar estas sustancias tóxicas de tu cuerpo te hago dos recomendaciones finales:

← Publicación anterior Publicación nueva →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa