Relaciones sexuales con infecciones de orina – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Bernard Kizer. Health Coach, Keto and Fasting Coach, Biohacker, investigador científico, Coach nutricional PN1

Relaciones sexuales con infecciones de orina

Relaciones sexuales con infecciones de orina

¡SOS!…  Millones de mujeres sufren y se estresan porque las relaciones sexuales con infecciones de orina están aniquilando la conexión física y mental con sus parejas. 

Pero tranquila que hay salvación y con post te quitarás varias vendas de los ojos.  

Conocerás lo más esencial sobre la sexualidad y las infecciones urinarias y cómo mantener una intimidad plena evitando las bacterias que las originan.

Al final obtendrás tips sobre cómo hablar con tu pareja sobre el tema, sin vergüenza, para que este padecimiento en vez de interponerse entre ustedes, refuerce su relación.

¿Por qué el contacto sexual provoca infecciones urinarias?

El sexo es una causa común de infecciones del tracto urinario. Pero, contrario a lo que muchos creen, no es porque se transmitan por vía sexual.

Lo que sucede es que el aparato urogenital femenino está naturalmente lleno de bacterias, buenas y malas.

Y durante el contacto íntimo, las bacterias se mueven, pudiendo llegar a la vejiga o la uretra, donde se multiplican y causan la infección urinaria.

También podrían adquirirse por manos llenas de bacterias, juguetes para adultos mal higienizados, entre otros.

¿Quiénes son más sensibles a sufrirlas y por qué?

  • Las mujeres sexualmente activas se exponen más a las infecciones.

  • Quienes no hayan tenido contacto sexual durante mucho tiempo. 

  • Las mujeres con perimenopausia y menopausia, cuando bajan los estrógenos, las bacterias buenas que defienden de infecciones disminuyen. Además, las paredes vaginales y la uretra adelgazan, se secan y se inflaman, creando un acceso más fácil para las bacterias malas.

  • En la posmenopausia, debido a la incontinencia urinaria y la deficiencia de los estrógenos. 

¿Puedo contagiar a mi pareja?

Afortunadamente no. El tipo de bacterias que provocan infecciones urinarias no se traspasan de un órgano a otro. 

¿Las relaciones sexuales con infecciones de orina empeoran la situación?

Lamentablemente, sí porque podrían sembrarse nuevas bacterias.  

Además, el dolor, ardor e irritación aumentan por la presión que ejerce el miembro masculino en la vagina. 

¿Cuándo puedo retomar la intimidad? 

Primero que nada, debes recibir un tratamiento médico para eliminar las bacterias. 

Y mucho cuidado con interrumpirlo porque ya no percibes los síntomas. Puede que la infección no se haya ido por completo y regrese más agresiva.

Cuando termines el tratamiento y estés libre de incomodidades, puedes retomar los contactos íntimos.

¿Cómo tener vida sexual sin contraer infecciones urinarias?

Hay muchas formas de mantener tu salud íntima y evitar las infecciones urinarias.

  1. Orina antes y después de tus encuentros sexuales para evitar que las bacterias se queden en tu vejiga.

  2. Usa toallitas limpiadoras para desinfectarte antes, durante y después del acto.

  3. Bebe de 6 a 8 vasos de agua diarios para que la orina fluya y no acumules bacterias.  

  4. Evita las bebidas con cafeína porque pueden irritar tu vejiga.

  5. Los juguetes para adultos deben limpiarse a fondo, antes y después de usarlos. En especial, si tienen diseños complicados que facilitan el alojamiento de gérmenes.

  6. Evita lubricantes a base de aceite porque pueden dejar residuos en tu interior y ser foco de bacterias. Además, aunque te laves bien, cuesta mucho eliminarlos.

  7. No exageres con la limpieza de la vagina. Podrías alterar su pH además de su sistema de limpieza natural con el que elimina sustancias y gérmenes. 

  8. Los expertos recomiendan no tener contacto vaginal inmediatamente después del anal. Así evitarás que se propaguen las bacterias que contienen las heces. 

  9. Pregúntale a tu médico sobre tus opciones anticonceptivas. Podrías ser alérgica a los condones o diafragmas y causarte infecciones urinarias.

  10. Toma suplementos probados para ayudar a mantener un tracto urinario saludable. En especial los que contienen los frutos rojos, llamados cranberry.

      ¿Cómo decirle a tu pareja que tienes infecciones urinarias?

      En pleno siglo 21 aún existe pudor y tabúes para hablar sobre temas íntimos con la pareja.  

      Pero en casos como este la comunicación es clave. Solo imagínate:

      • Están en acción y tú pegas un grito, pero no de placer, sino por la sensación de que te clavaron un cuchillo en tu zona íntima.

      • Te niegas a las relaciones, sin explicación. Tu pareja lo siente como un rechazo.

      • Si un olor fuerte sale de ti o te pica la zona, tu higiene podría quedar en duda.

      • Cedes por la presión, pero te toca apretar los dientes para aguantar el ardor y los dolores intensos que sientes.

      Injusto para ambos, ¿no crees?

      Atrévete a generar la conversación con estos 5 tips, más un consejo:  

      • Aprende bien qué son las infecciones urinarias, sus posibles causas, cuánto pueden durar y las soluciones para explicarlo lo más claro posible.  

      • Busca un momento sin tensiones para conversarlo con naturalidad. Explícale lo que te está sucediendo y qué vas a hacer para resolverlo.

      • Dile que evitas tener relaciones solo por el dolor y la incomodidad que te provocan.

      • Hazle entender que una infección urinaria no es insalubre ni contagiosa.

      • Pídele paciencia ya que tener sexo podría intensificar los síntomas.  


      Un consejo final para ti: no te estreses ni te culpes por no poder tener relaciones sexuales por infecciones de orina.  Tú no la causaste, sino las bacterias. 

      Enfócate en cuidar tu tracto urinario de forma responsable y todo mejorará pronto.

      ← Publicación anterior

      ¿Proteína de suero de leche concentrada o aislada? Aquí se acaba el dilema

      Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

      Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

      Cómo limpiar el hígado naturalmente

      Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa