Factores que causan la retención de líquidos e impiden que pierdas pes – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Factores que causan la retención de líquidos e impiden que pierdas peso

Factores que causan la retención de líquidos e impiden que pierdas peso

¿Sientes que el cinturón te aprieta más de lo ormal y tienes unos kilitos extra? Tranquilo, puede que no estés gordo, sino que tengas retención de líquidos.

El lado bueno es que es mucho más fácil eliminar el agua acumulada que la grasa corporal. 

Por eso, en este post te mostraremos las causan que la provocan para que esta condición más nunca te impida perder peso.

Edema o retención de líquido 

El agua es vital para los seres humanos, de hecho, el cuerpo se compone de aproximadamente un 60% de ella para su correcto funcionamiento y es, en gran parte, responsable de disolver los nutrientes y eliminar los desechos.

Empecemos por saber que es retencion de liquidos. También llamado edema o retención de agua es un exceso de líquido que se acumula en los tejidos de tu cuerpo.

Por lo general, se caracteriza por la hinchazón de los pies y la parte inferior de las piernas, pero también puede presentarse hinchazón en los brazos, las manos, la cara u otras áreas del cuerpo.

Suele ser temporal y se puede tratar fácilmente; sin embargo, podría deberse a una amplia gama de afecciones y enfermedades.

Si experimentas una retención de líquido que dure más de una semana, es importante que consultes con tu médico para determinar su causa y descartar cualquier problema de salud.

Tipos de retención de líquido

Hay tipos extensos de retención de líquidos:

  • El edema generalizado: se caracteriza por hinchazones en todo el cuerpo.
  • El edema localizado: afecta a determinadas partes del cuerpo. Esta afección es más común en las piernas y los pies, aunque también puede afectar áreas de la cara, las manos y los brazos.
  • Linfedema (tipo específico de edema localizado): se acumulan líquidos en una pierna o en un brazo debido a una obstrucción en el sistema linfático (el segundo sistema circulatorio del cuerpo).

Esta última afección puede heredarse o ser el resultado de una lesión en los vasos linfáticos.

Señales para saber si estás reteniendo líquido

¿Cómo lo reconozco? Por lo general, se nota primero por la hinchazón de las extremidades.

Los signos físicos son los más evidentes, ya que son más fáciles de percibir:

  • Hinchazón de los tobillos.
  • Aumento de peso inexplicable durante un corto período de tiempo.

Sabiendo que es retencion de liquidos, esta puede ir acompañada a otros síntomas que varían según la enfermedad, trastorno o afección subyacente:

  • El síndrome del túnel carpiano.
  • La rigidez matutina.
  • Los dolores de cabeza.
  • La retención de líquido también puede confundirse con el síndrome premenstrual o empeorar el síndrome premenstrual existente.

Puede estar acompañado por otros síntomas que afectan el sistema cardiovascular:

  • Dolor o presión en el pecho.
  • Toser.
  • Fatiga.
  • Incapacidad para caminar largas distancias.
  • Dificultad para respirar.

A veces, la acompañan síntomas relacionados con otros sistemas corporales:

  • Disminución del vello corporal, especialmente en áreas de hinchazón.
  • Malestar o dolor en la parte afectada por la hinchazón.
  • Capacidad reducida para mover la zona dañada.
  • Cambios en la piel en el sector hinchado, incluido el engrosamiento y la pérdida de elasticidad.

Aunque no lo creas, es posible retener hasta 5 libras de peso en agua.

Las personas con sobrepeso tienden a retener más líquido porque consumen mayor cantidad de calorías y tienden a ingerir mayores cantidades de sodio por una dieta abundante de sal.

Una forma sencilla de saber si estás reteniendo líquido es presionando suavemente el pie, el tobillo, la pantorrilla o la zona de la hinchazón, con una presión lenta y constante con el pulgar. Si hay edema, se mostrará una hendidura en la piel.

Sin embargo, sigue siendo necesaria e importante la evaluación de un profesional para determinar la causa.

¿Qué causa la retención de líquidos?

El edema puede deberse a varias afecciones comunes que incluyen:

  • Demasiado líquido en los tejidos de tu cuerpo.
  • Una mala reacción a ciertos tipos de alimentos.
  • La deficiencia de proteínas.
  • Anemia o un alto requerimiento de ingesta de vitaminas y suplementos.
  • Una condición médica que involucra órganos como: el hígado, el corazón o los riñones.
  • Estar de pie durante largos períodos de tiempo hace que los líquidos se acumulen en las piernas, lo que aumenta la retención de agua.
  • El clima cálido también puede conducir a la retención de líquidos porque el cuerpo es menos eficiente para eliminar los líquidos del cuerpo.
  • Ciertos medicamentos pueden causar retención de agua, especialmente medicamentos para la presión arterial alta y esteroides.
  • El exceso de sal en tu dieta.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Enfermedades renales (cálculos renales, insuficiencia y anomalías renales).
  • Enfermedades hepáticas (hepatitis, cirrosis e insuficiencia hepática).
  • Linfadenopatía (ganglios linfáticos agrandados debido a inflamación o tumor).
  • Infección parasitaria como filariasis linfática.
  • El embarazo.
  • Cirugía reciente.
  • Cáncer.
  • Quemaduras.
  • Sentarte o pararte en la misma posición durante un período prolongado.

Cuando un área del cuerpo no funciona correctamente, el cuerpo tiende a retener líquido en esa área específicamente, volviéndose incapaz de eliminarlo correctamente cuando se presentan ciertas condiciones médicas.

Existe un mayor riesgo de retención de líquidos en las mujeres debido a los diferentes niveles hormonales:

  • El edema menopáusico y premenstrual es causado por el efecto de las hormonas sobre el equilibrio de líquidos.
  • Los cambios hormonales para las mujeres antes del período menstrual también causan retención y pueden provocar síntomas como sensibilidad en los senos.

Complicaciones en la retención de líquidos

Las complicaciones del edema varían ampliamente según la gravedad y la causa.

Complicaciones en la retención de líquidos

 

Una vez que se diagnostica la causa es importante seguir el plan de tratamiento que el profesional de la salud diseñó, específicamente para reducir el riesgo de complicaciones, que pudieran ser:

  • Insuficiencia cardiaca.
  • Infección en y alrededor del área del edema.
  • Pérdida de movilidad.
  • Insuficiencia o disfunción de órganos.
  • Discapacidad física progresiva.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Ulceraciones cutáneas.
  • Propagación del cáncer.

Preguntas para diagnosticar la causa de la retención de líquidos

Estas serán algunas de las preguntas que te hará tu médico para diagnosticar la causa del porqué estás reteniendo líquido:

  • ¿Cuándo notaste por primera vez la retención de líquidos?
  • ¿Dónde la has notado?
  • ¿Tienes alguna dificultad con la actividad física?
  • ¿Tienes problemas para dormir?
  • ¿Tienes otros síntomas?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore tu retención de líquidos?
  • ¿Cuál es tu dieta típica?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?

Algunos consejos para ayudarte a reducir la retención de líquido en tu cuerpo

  • Aumenta la ingesta de potasio. Se recomienda comer alimentos con alto contenido de potasio en lugar de tomar suplementos de potasio.
  • Consumen vitamina B6 o piridoxina.
  • Elimina la comida chatarra y los alimentos procesados.
  • Reduce el consumo de alimentos con alto contenido de sodio, porque demasiado sodio en la sangre puede afectar los tejidos y hacer que retengas líquido.
  • Algunos médicos recomiendan beber tés de hierbas, ya que ayudan a drenar el agua.
  • El uso de medias de compresión que apliquen una alta presión en los tobillos también puede ser que te sea eficaz.
  • Bebe de 8 a 12 vasos de líquidos. El agua por sí sola no ayuda a combatir la retención, pero ayuda mucho a reducirla. Por más contradictorio que parezca, si funciona.
  • Consume más frutas cítricas y vegetales de hojas verdes.
  • Evita comer mucha carne y alternarla con sardinas o atún.
  • Incluye carbohidratos integrales en la dieta diaria.
  • Consume comidas pequeñas a intervalos regulares.
  • Muévete regularmente (andar en bicicleta y caminar también pueden ayudar a bombear toda el agua o cualquier otro líquido en los tobillos y las piernas).
  • Si trabajas sentado frente a un escritorio, es importante que tomes descansos para caminar y estirar las articulaciones.

Puede que sonemos insistentes, pero tu seguridad es primordial. Antes de seguir cualquier consejo para disminuir la retención de líquido, asegúrate de consultar con tu médico.

La recomendación final es que lleves una buena alimentación y te muevas todo lo que puedas. No solo vas a prevenir que el líquido se retenga en tu cuerpo, sino que perderás peso.

← Publicación anterior Publicación nueva →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa