¿Cómo eliminar la grasa abdominal durmiendo? – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

¿Cómo eliminar la grasa abdominal durmiendo?

¿Cómo eliminar la grasa abdominal durmiendo?

Si tienes hambre todo el día, desayunas y a la media hora empiezas a picar, no puedes resistirte a un postre después del almuerzo y antes de acostarte no perdonas “la última meriendita”, todo puede estar relacionado con tus hábitos de sueño.

Si estás preocupada porque de tanto comer se te está empezando a notar la barriga, vamos a contarte cómo eliminar la grasa abdominal durmiendo.

¿Qué pasa cuando no duermes lo suficiente?

  • Tienes los antojos todo el día y, por eso, comes más.
  • Subes de peso y se te empieza a acumular grasa en lugares indeseados.
  • Te sientes fatigada, sin energía y quizás por eso no te dan ganas de hacer ejercicio.
  • Estás desconcentrada, sin creatividad y pierdes la memoria.
  • Puedes sufrir de presión arterial alta.

Dormir mal o insuficiente es una de las causas de obesidad, especialmente en mujeres adultas.

Según un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine quienes pasaron de dormir seis horas y media a ocho horas y media por noche, consumieron unas 270 calorías menos por día.

¡Saca la cuenta! Si reduces 270 calorías diarias, podrías perder 11 kilos en 3 años, solo por dormir más. 

¿Por qué pasa esto? Porque la duración del sueño es determinante para regular las hormonas del hambre, la saciedad y los antojos:

  • Grelina: te indica cuándo debes comer, es la que dice que tienes hambre.
  • Leptina: te da la sensación de saciedad; gracias a ella sabes que estás llena.
  • Cortisol: es la hormona del estrés que cuando se dispara hace que tengas antojos.
  • Insulina: es la principal fuente de energía del cuerpo. Si no está regulada, puedes desarrollar resistencia a la insulina, la cual te genera más deseos de comer dulce.

¿Qué pasa con las hormonas cuando tienes insomnio?

La falta de sueño y de un descanso reparador disminuyen la leptina y aumentan la grelina, lo que te hace más difícil saciarte luego de comer.

Por eso, al día siguiente se te desencadena un deseo desenfrenado por comer carbohidratos y dulces todo el día. Eso pasa cuando después de desayunar o almorzar sientes que quedaste con hambre y empiezas a buscar con qué llenar ese vacío.

Cuando duermes tu cuerpo le hace mantenimiento a todos tus sistemas para que pases el día llena de energía. Y adivina… cuando no tienes energía, tu organismo trata de conseguirla haciéndote comer un “dulcito” o tomando jarras de café llenas de azúcar. 

Si le sumas que por el desequilibrio hormonal del climaterio, 65% de mujeres entre 40 y 59 años terminan con “llantas” en su cintura, tienes que poner manos a la obra ¡desde ya! 

Por todo esto, si sientes que no tienes una buena higiene del sueño, es hora de que empieces a hacer algo para que consigas bajar de peso, verte y sentirte mejor.

¿Cómo eliminar la grasa abdominal durmiendo?

Empieza tu proceso de eliminar la grasa durmiendo, mejorando tus hábitos de sueño. ¿Qué hacer para dormir? Sigue con estas recomendaciones

  1.   Establece horas para dormir y despertarte, tener una rutina del sueño es buena para tu cuerpo.
  2.   Intenta dormir mínimo 7 horas.
  3.   Haz una rutina de autocuidado y desconexión antes de dormir: enciende velas, hazte masajes en la cara, usa aceites esenciales, lee un libro.
  4.   Procura que tu última comida sea 3 horas antes de acostarte a dormir.
  5.   Evita el celular, tablet o computadores, mínimo una hora antes de acostarte.
  6.   Garantiza que el espacio en el que duermes es fresco y oscuro.
  7.   No consumas bebidas estimulantes como café o té cerca a tu hora de dormir.
  8.   Toma un baño con agua tibia para relajar tu cuerpo.
  9.   Haz ejercicio, preferiblemente en la mañana.
  10. Consume suplementos naturales que te ayuden a conciliar el sueño y te relajen antes de irte a la cama, como Sleep Fit de Evolution Advance con el que dormirás mejor, tendrás un descanso reparador, sentirás mucha energía al día siguiente, le dirás adiós a los antojos y como consecuencia perderás peso.

Recuerda que los verdaderos cambios se logran gracias a los buenos hábitos.

Empieza ya el camino para recuperar tus horas de sueño, eliminar la grasa durmiendo y tener un cuerpo que te haga sentir más cómoda y feliz.

← Publicación anterior

Título de la publicación del blog

3 min read

Título de la publicación del blog

5 min read

Título de la publicación del blog

7 min read

Título de la publicación del blog

4 min read