Cómo desintoxicar el hígado para adelgazar desde enero – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Cómo desintoxicar el hígado para adelgazar desde enero

Cómo desintoxicar el hígado para adelgazar desde enero

¿Subiste unas libras en diciembre, pero temes seguir cargando con ellas el resto del año?  ¡Espera! No te lances de clavado a hacer una dieta extrema o ejercitarte sin sentido.

Esa grasa corporal extra cederá muy poco, a menos que te liberes de las toxinas que acumulaste durante las fiestas. 

Sigue leyendo para conocer cómo desintoxicar el hígado para adelgazar fácil, rápido y efectivo.

Qué tiene que ver el hígado con las libras que ganaste

Tomaste vacaciones decembrinas y te diste algunos permisos cansada de ser tan estricta 11 meses al año.

Relajaste tus hábitos alimenticios, pausaste los ejercicios, dormiste más de la cuenta y sucumbiste a las tentaciones.

¿Sabes quién no dejó de trabajar ni un segundo para mantenerte libre de toxinas y quemar grasa tu corporal? Tu hígado.

  • Es el órgano principal para quemar grasa, además de otras 500 funciones más. 
  • Trabaja de la mano con tu vesícula biliar para procesar y oxidar los gorditos que te dejaron las galletas de jengibre, las copas con amigas y los maratones de películas navideñas en Netflix. 
  • El hígado no puede efectuar su trabajo de forma adecuada cuando se satura, por eso te cuesta más adelgazar. 
  • Hasta que no desintoxiques a tu hígado, él seguirá trabajando con dificultad y podrías seguir engordando en enero, febrero, marzo y más allá. 

Pero tranquila. Puedes hacer que funcione de manera óptima para perder peso y medidas. 

4 acciones esenciales para desintoxicar el hígado y adelgazar desde ahora

Regresar a la rutina pega fuerte en el ánimo. El trabajo, los hijos, levantarse temprano, las diligencias, contando con que tienes que empezar a cumplir tu propósito de año nuevo. 

Tampoco es apetitoso regresar a una ensalada con papas y pollo a la plancha, después de deleitarte con torta navideña y chocolate caliente. 

Pero a lo hecho, pecho. Anímate a transformar los hábitos e incluirlos en tu vida diaria:

Evita los alimentos y bebidas ricos en sustancias toxinas 

Limpiar el hígado comienza por cambiar tu forma de comer. 

Evita las grasas trans, bebidas azucaradas, dulces, exceso de mariscos, embutidos y carne roja, aceites hidrogenados y los ultraprocesados, porque tienen una carga tóxica difícil de eliminar. 

Mejor, cámbialos por estos alimentos: 

  • Alcachofas, rábanos, remolacha, limón, berenjena, cebolla, apio, ajo, espárrago, hinojo, pepino, puerro, zanahoria y verduras de hoja verde ayudan a depurar el hígado.  
  • Naranja, melón, piña, sandía, pera, manzana, kiwi y pomelo son diuréticas lo que ayudan a los riñones a eliminar los desechos y el exceso de agua. 
  • Toma 2 litros de agua a diario. Si te cuesta, prueba infusiones de hinojo, anís estrellado y cola de caballo. 
  • Los alimentos ricos en fibra favorecen la eliminación de desechos y el mejor funcionamiento de tu sistema digestivo. 

Retoma (o comienza) tus ejercicios

Ejercitarte es ideal porque varios sistemas se pondrán en modo desintoxicación, ¡no solo trabajará tu sistema hepático!

  • Tu hígado quemará grasa más fácil porque se acelerará el metabolismo.
  • Tu respiración será más rápida y eliminarás toxinas a través de tus pulmones. 
  • El sudor hará que emanes muchas toxinas a través de las glándulas sudoríparas. 
  • Mejorará tu circulación sanguínea, haciendo que tu hígado y ganglios linfáticos alcancen su cometido. 
  • Al ejercitarte tomarás más agua, así tus riñones eliminarán desechos y grasas.  

Cualquier actividad física que hagas ayudará a limpiarte por dentro.    

Pero saltar la cuerda o sobre un trampolín activará tu sistema linfático y los ganglios que actúan como filtros de toxinas. Algunas posturas de yoga pueden ayudar mucho.

Duerme de 7 a 8 horas seguidas  

 La ciencia demostró que cuando duermes se activa en el cerebro un método de eliminación de desechos donde el hígado participa activamente. 

Se llama sistema glinfático, el cual limpia al cerebro de proteínas como la beta-amiloide que está presente en pacientes con Alzheimer, las cuales pueden dañar las células nerviosas.   

Además, mientras duermes tus células cerebrales pueden reducirse en un 60%, lo que permite que la eliminación de desechos sea más eficiente. 

La suplementación, una vía de desintoxicación más rápida

La madre naturaleza está dotada de ingredientes que facilitan el camino hacia la desintoxicación hepática.

En Evolution Advance las estudiamos, hicimos pruebas y elegimos los más efectivos para crear Detox, el suplemento que promueve la limpieza y desintoxicación del hígado, mientras favorece todos los sistemas corporales que intervienen en su protección.

No funciona como dietas o jugos que prometen depurar el organismo. 

Detox es un escudo protector para los 365 días del año: 

  • Desinflama y restaura el hígado con la ayuda de la cúrcuma, Ácido Alfa Lipoico, metilsulfonilmetano (MSM) y el N-Acetyl Cisteina (NAC).  
  • Remueve las toxinas y metales pesados con la sal EDTA, picrorhiza kurroa y Sylimarin extracto de cardo mariano
  • Ayuda a eliminar la grasa visceral con el apoyo del extracto de KUDZU.

Aprendiendo cómo desintoxicar el hígado para adelgazar, no pasará mucho tiempo para que recuperes el equilibrio, te sientas más ligera y empieces a perder grasa.

Título de la publicación del blog

3 min read

Título de la publicación del blog

5 min read

Título de la publicación del blog

7 min read

Título de la publicación del blog

4 min read