¿Cuál es la mejor forma de dormir para bajar de peso? – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

¿Cuál es la mejor forma de dormir para bajar de peso?

¿Cuál es la mejor forma de dormir para bajar de peso?

Boca arriba, boca abajo o de lado. La forma en que duermes es un sello personal que te acompaña noche tras noche.

Pero ¿sabías que la postura en la que duermes no solo impacta tu comodidad y la calidad de tu sueño? También puede facilitarte perder grasa o, por el contrario, entorpecer tus planes de adelgazar.  

Parece increíble, pero existen posiciones que aumentan tu tasa metabólica mientras sueñas y eso se traduce en que quemas más calorías las horas que permaneces durmiendo.  

¿Te interesa? Sigue leyendo y conoce cuál es la mejor forma de dormir para bajar de peso.

Dormir boca arriba 

Dormir sobre tu espalda con la mirada hacia arriba es una de las posturas más favorecedoras si quieres mejorar tu peso y tu figura:

  • Puede ayudarte a perder grasa corporal. ¿Cómo es eso posible? Mientras estás acostada boca arriba, a tu cuerpo se le dificulta más transformar los alimentos y las bebidas en depósitos de grasa.  En cambio, le es fácil convertirlos en energía para tu día a día. 
  • Mejora la circulación sanguínea y el drenaje de líquidos sobrantes en tu cuerpo. Es decir, que podrás darle la pelea a la hinchazón de tus extremidades, a tu rostro y a la piel de naranja a causa de la retención de líquidos ¡mientras duermes!
  • Otro punto positivo para esta forma de dormir es que distribuye el peso uniformemente. Así, te despertarás más ligera y sin dolores en tu columna.
  • Y como premio adicional, esta postura evita la aparición de arrugas porque no aprietas la cara sobre la almohada ni la piel cede ante la gravedad.

Consejo: para eliminar la presión que puede ejercer esta forma de dormir en la espalda baja y el estómago, coloca una almohada debajo de las rodillas hasta que queden un poco dobladas. Y si te cuesta respirar en esta postura, eleva un poco la cabeza y el torso.  

Muy importante, no uses la posición boca arriba si sufres apnea del sueño o roncas. 

Dormir de lado 

Se considera la mejor forma de dormir para bajar de peso, mejorar el sueño, evitar dolores de espalda, hinchazón en piernas, glúteos y muslos: 

  • Cuando tomas la postura sobre el lado izquierdo, favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo, haciendo que absorbas mejor los nutrientes de tus alimentos, bebidas y suplementos, además evita la acumulación de grasa
  • Si eres de las que se despiertan a media noche por reflujos gástricos, apnea del sueño o dificultad para respirar, esta posición es para ti. Y es que como sabrás, despertarte continuamente durante la noche, no solo es frustrante, sino que puede hacerte amanecer muy hambrienta y antojadiza de los snacks que engordan.
  • ¿Creías que eso era todo? Pues hay más. Dormir de lado también beneficia el drenaje linfático ¡y eso es sinónimo de menos inflamación, evita el sobrepeso por retención de líquidos y la celulitis! 

Un truco para obtener todos los beneficios de dormir de lado: colócate una almohada entre las rodillas, así tu cuerpo tendrá mejor postura y permitirá que la sangre fluya fácilmente.

Dormir boca abajo

Muy pocos especialistas recomiendan dormir en posición boca abajo para adelgazar, por varias razones. 

    • Puede provocar alteraciones respiratorias, ralentiza la digestión de los alimentos, promueve la acumulación de grasa y tensa los músculos de la espalda baja. 
    • Como sobrecarga las articulaciones, los sistemas torácico y cervical, tu cuerpo se mantiene estresado, lo cual le produce cortisol. Y recuerda que el cortisol engorda porque cuando la segregas en exceso es la hormona que causa antojos en las tardes y acumulación de grasa en el abdomen. 

¿Se puede controlar la forma de dormir para bajar de peso? 

A estas alturas, es normal que te preguntes ¿cómo podría yo controlar los movimientos que hago mientras estoy durmiendo? 

Te entendemos, porque si a ver vamos, pareciera que perdemos el control sobre nuestro cuerpo cuando estamos en los brazos de Morfeo. Para colmo, tienes años durmiendo en una misma postura. 

¡No te rindas! Prueba estas tres estrategias, pero debes ser constante para que funcionen.

  • Antes de acostarte

El que quiere puede. Si estás decidida a mejorar tu forma de dormir para bajar de peso, debes creer que eres completamente capaz de lograrlo.

Integra en tu ritual previo a dormir, un par de respiraciones profunda y repítete a ti misma “yo puedo controlar mi postura cuando duermo”. 

Tu cerebro tomará como verdad tu afirmación y actuará en consecuencia. No será por arte de magia, debes repetirlo por varios días para ver el efecto.

  • Al momento de acostarte

Hay una estrategia superfácil de aplicar para evitar dar tantas vueltas en la cama y terminar boca abajo después de quedarte dormida.

Se trata de colocar almohadas a los lados de tu abdomen y tus caderas. Ellas funcionarán como barreras y evitarán tus movimientos bruscos. 

¿Realmente funciona? Pues es un método efectivo que han usado por siglos las mamás para evitar que sus bebés se ahoguen o sufran muerte súbita cuando se dan la vuelta en sus cunas. Así que a ti también puede funcionarte.

  • Cuando tratas de conciliar el sueño 

Los humanos somos animales de costumbre. Lógicamente, al principio te costará asumir una postura nueva para dormir. 

Pero ten paciencia, que si lo haces por varias noches seguidas tu cuerpo va a acostumbrarse y conseguirás tu objetivo. 

Si te desesperas porque no concilias el sueño rápido, puedes ayudarte con un suplemento natural que contenga melatonina para que te duermas más rápido y profundo. 

¿Lista para cambiar tu forma de dormir para bajar de peso?

← Publicación anterior

Título de la publicación del blog

3 min read

Título de la publicación del blog

5 min read

Título de la publicación del blog

7 min read

Título de la publicación del blog

4 min read