Cómo tener el metabolismo acelerado de manera saludable (ventajas y de – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Cómo tener el metabolismo acelerado de manera saludable (ventajas y desventajas)

Cómo tener el metabolismo acelerado de manera saludable (ventajas y desventajas)

Hay gente que dice engordar con solo beber agua. Otras aseguran comer demasiado y nada que ganan peso. Para encontrar las razones de ambos tipos de persona, hay que apuntar la mira hacia el funcionamiento de su metabolismo acelerado.

Muchos desean saber como mejorar el metabolismo por el simple hecho de poder quemar las calorías en tiempo récord. Sueñan con comer lo que sea y no engordar. 

Pero, si bien, acelerarlo tiene sus ventajas, no todo es perfecto.

Por eso, voy a darte información completa para que veas el tema desde sus diferentes ángulos y decirte qué puedes hacer para encontrar el equilibrio que te permita alcanzar el cuerpo que deseas.  

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es un proceso constante que empieza desde el mismo momento de la concepción y termina cuando morimos. Es vital para absolutamente todas las formas de vida: microscópica, animal, vegetal y seres humanos.

Si se detiene el metabolismo en un ser vivo, simplemente a este le sobreviene la muerte.

En los humanos, se refiere a todos los procesos físicos y químicos del cuerpo que transforman la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todas las actividades que hacemos:  

¿Qué es el metabolismo?

 

¿En qué consiste el metabolismo rápido?

¿En qué consiste el metabolismo?

 

Las proteínas del cuerpo controlan las reacciones químicas del metabolismo, las cuales  están coordinadas con otras funciones corporales.

Simultáneamente, en nuestros organismos tienen lugar miles de reacciones metabólicas al mismo momento, todas ellas reguladas por el mismo cuerpo, que hacen posible que nuestras células estén sanas y funcionen correctamente.

El metabolismo acelerado es el responsable de que cuando consumimos las proteínas, carbohidratos y grasas estos sean descompuestos por acción de las enzimas en unidades más pequeñas: aminoácidos, azucares y ácidos grasos.

Estos pasarán al torrente sanguíneo para ser digeridos por las células donde otras enzimas actúan para acelerar o regular las reacciones químicas encargadas de "metabolizar" estos compuestos. 

Durante estos procesos, la energía de estos compuestos se puede liberar para que el cuerpo la utilice o bien almacenarse en los tejidos corporales, sobre todo en el hígado, en los músculos y en la grasa corporal.

Anabolismo y catabolismo

Anabolismo y catabolismo

 

Los productos de desecho del metabolismo acelerado el cuerpo los expulsa a través de la piel, los riñones, los pulmones y los intestinos.

Entre los hábitos que favorecen el metabolismo tanto constructivo como destructivo tenemos los siguientes:

  • Alimentación: tenemos que darle la suficiente energía al cuerpo para que este haga bien sus funciones. Es importante tomar en consideración la ingesta y procedencia de las calorías; para lograr construcción muscular, es imprescindible un aporte suficiente de proteína de buena calidad. 
  • Energía después del ejercicio: una vez agotadas nuestras reservas de glucógeno muscular, tras un ejercicio intenso, será necesario volver a llenarlas, algo de carbohidrato complejo es indicado para este momento.
  • Grasas buenas: las grasas son necesarias para mantener un buen estado de salud. Se recomienda porciones moderadas de  aceite de oliva virgen extra, aguacate, nueces, aceite de coco, grasas procedentes de pescado azul, 
  • Hidratación: es importante mantener el cuerpo bien hidratado 
  • Descanso: durante las horas de sueño el cuerpo se regenera por lo cual se debe dormir 8 horas diarias. 
  • Control del estrés: cuando estamos sometidos a mucho estrés, el cuerpo genera una hormona llamada cortisol que favorecen el catabolismo muscular y la acumulación de grasa.
  • Exceso de ejercicio físico:  más no es mejor. Si hacemos mayor cantidad de ejercicios sin respetar los procesos de recuperación se corre el riesgo de provocar fatiga, bajo rendimiento, malestar e incluso mayor riesgo de lesión. 

¿Qué factores lo regulan?

¿Qué factores lo regulan?

 

El proceso metabólico para obtener energía es exactamente el mismo en todos los organismos humanos, pues es fundamental para preservar la vida.

Sin embargo, la velocidad con la que estas reacciones metabólicas se llevan a cabo depende de otros factores y del metabolismo acelerado es la que marca la diferencia entre una persona que pierde peso rápidamente y otra que no.

Los factores que regulan el metabolismo corporal son los siguientes

  • Tamaño y composición corporal: existe una relación entre la masa corporal y las necesidades energéticas. Por eso, los individuos más grandes o que tiene más masa muscular necesitan más energía o calorías, inclusive en reposo. A mayor tamaño, más alto o rápido será el metabolismo.
  • Género y hormonas: los hombres usualmente presentan menos masa grasa y más masa muscular que las mujeres de la misma edad y peso. Esto se debe a que presentan mayor producción de testosterona en su cuerpo, lo que se traduce en mayor consumo calórico. Las mujeres que se encuentra en edad postmenopáusica, tienden a aumentar sus depósitos de grasa, por cambios hormonales, principalmente por la falta de producción de estrógenos por los ovarios.
  • Edad: con el aumento de la edad, se tiende a perder masa y fuerza muscular, este es un proceso degenerativo llamado sarcopenia. También disminuye el consumo de calorías, por lo cual el metabolismo se vuelve más lento o menos eficiente.

De acuerdo a estos factores, las personas liberarán o almacenarán energía, lo que implica que se mantendrán en su peso ideal o tendrán sobrepeso por lo cual hay que vigilar: las porciones de comida, el tamaño de los músculos y la actividad física realizada en el día. 

Problemas que pueden afectarlo

En la mayoría de los seres vivos el metabolismo funciona eficiente y eficazmente sin que, ni siquiera, tengamos que pensar en ello. 

Pero a veces el metabolismo de una persona puede provocar problemas que se conocen como trastorno metabólico. Se trata de cualquier afección provocada por una reacción química anómala en las células del cuerpo. 

La mayoría de trastornos metabólicos se relacionan con la existencia de concentraciones anómalas de enzimas u hormonas en sangre, o bien, a problemas en el funcionamiento de ellas. 

Cuando determinadas sustancias químicas no se pueden metabolizar o se metabolizan de forma defectuosa, se provoca una acumulación de sustancias tóxicas en el cuerpo o una deficiencia de sustancias necesarias para el funcionamiento normal del cuerpo; ambas situaciones pueden provocar síntomas graves.  

Enfermedades metabólicas

Entre las enfermedades y trastornos metabólicos más frecuentes se incluyen los siguientes:

  • Galactosemia: es un trastorno metabólico congénito. Los bebés que nacen con este problema tienen dificultad para metabolizar o asimilar la enzima del azúcar simple o galactosa. La enzima de la azúcar también se encuentra en los productos lácteos.
  • Fenilcetonuria: otro trastorno congénito provocado por un defecto en la enzima encargada de descomponer el aminoácido fenilalanina, necesario para el crecimiento normal y la fabricación de proteínas.
  • Hipertiroidismo: aparece cuando la glándula tiroides produce una cantidad excesiva de tiroxina, lo que acelera el metabolismo basal. Provoca síntomas como pérdida de peso, aceleración del ritmo cardiaco, hipertensión, ojos prominentes o saltones (exoftalmos) y un abultamiento en el cuello que se debe al crecimiento de la glándula tiroidea (bocio).
  • Hipotiroidismo: se produce cuando la glándula tiroides no existe o produce poca hormona tiroidea o tiroxina, lo que hace más lento al metabolismo basal.  En los lactantes y en los niños puede causar retraso mental y en el crecimiento. En los adultos provoca fatiga, disminución del ritmo cardiaco, aumento de peso y estreñimiento.
  • Diabetes tipo I o diabetes tipo II: la primera (diabetes tipo I) ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina y se requiere la aplicación de insulina para el tratamiento, la segunda (diabetes tipo II) se produce cuando el cuerpo no responde a la insulina en forma adecuada, tiene resistencia a la insulina que se produce. 

¿Qué es el metabolismo basal?

Problemas que pueden afectarlo

 

El metabolismo basal es la energía que una persona necesita estando en reposo, es decir las calorías mínimas que el cuerpo necesita diariamente para seguir funcionando. Con él se mide la velocidad a la que una persona quema energía, en forma de calorías, mientras está en reposo. 

Estas necesidades mínimas son las que van a mantener el correcto funcionamiento de todos los procesos vitales del organismo.

Calcular la tasa metabólica basal sirve para conocer el gasto de energía que hace el organismo en reposo total. El gasto energético que realiza cada persona depende fundamentalmente de:

  • El tamaño corporal: cuanto mayor sea, será más grande el gasto de energía con el consiguiente incremento del metabolismo.
  • La edad: según va aumentando la edad, el metabolismo va disminuyendo.  De ahí la importancia de controlarlo para no aumentar peso a medida que nos hacemos mayores.
  • El sexo: el hombre tiene mayor masa muscular que la mujer y por eso su metabolismo basal es más alto.
  • El gasto metabólico basal:  es la cantidad de energía necesaria para mantener los procesos vitales estando en reposo, después de 12 horas de ayuno y a una temperatura neutra. Para la mayoría de los adultos sanos, el metabolismo basal representa entre el 50-70 % del gasto energético total.
  • La termogénesis: es el gasto energético en respuesta a estímulos como ingerir alimentos o exponerse al frío. De este modo, la termogénesis inducida por la digestión y el procesamiento de los alimentos representa aproximadamente el 10 % del gasto energético total.
  • La actividad física: es el componente más variable del gasto energético diario. Puede representar el 10 % del gasto total para los individuos que guardan cama y que no realizan casi esfuerzos físicos voluntarios, el 20 % para las personas sedentarias y puede superar el 50 % para aquellas que son muy activas.

De todos estos factores que determinan cómo consume energía el cuerpo, solo hay tres que podemos controlar: la cantidad de comida, el tamaño de los músculos y la actividad diaria.

Metabolismo acelerado 

El metabolismo basal puede influir en la tendencia a ganar peso o no de una persona.

Si el metabolismo basal es lento quema menos calorías mientras está en reposo y tenderá a ganar más kilos de grasa corporal que una persona de talla similar con un metabolismo basal acelerado que ingiera la misma cantidad de alimentos y haga la misma cantidad de ejercicio físico.

El metabolismo basal también se puede ver afectado por los genes de una persona y por algunos problemas de salud. También está influido por la constitución física: las personas con más músculo y menos grasa suelen tener metabolismos basales acelerados. 

Pero las personas pueden cambiar su metabolismo basal haciendo ejercicios físicos y controlando la ingesta de calorías y el tipo de alimentos. 

Características de una persona con el metabolismo lento

 

 

Características de personas con el metabolismo acelerado

 

¿Cómo tener un metabolismo acelerado de manera saludable? 

¿Cómo tener un metabolismo acelerado de manera saludable?

 

Ahora vas a descubrir, como mejorar el metabolismo lento. El metabolismo es adaptable y el cuerpo lo ajusta para responder a la forma de vida. 

Si te matas de hambre para adelgazar, el cuerpo se adapta reduciendo el metabolismo, con lo que necesita menos energía y la almacena en forma de grasa para sobrevivir.

Por el contrario, si se aumenta el consumo de energía con la actividad física, se acelera tu metabolismo, ganas fuerza y masa muscular, y se pierde grasa. 

Si quieres lograr tener un metabolismo acelerado de manera saludable se deben cumplir con las siguientes pautas:

1.- Consume alimentos saludables. Valora la carga calórica de los alimentos que consumes.

2.- Haz ejercicios para cuidar tu salud. Pero recuerda que ejercitarte no debe ser una excusa para consumir alimentos y bebidas con muchas calorías.

3.- Aumenta la masa muscular. El músculo quema más calorías que la grasa; para conseguirlo, incorpora el entrenamiento de fuerza como levantar pesas.

4.- Bebe suficiente agua durante el día para mantenerte hidratado. Varios estudios han comprobado que beber agua acelera metabolismo en un 24-30%.     

5.- Reduce el estrés. Estar estresado afecta el equilibrio hormonal haciendo que el cuerpo produzca más cortisol de lo normal. Eso provoca un estado de alarma continuo que hace que el organismo acumule grasa porque cree que hay peligro y que necesita más calorías.

6.- No comas después de las 8 de la noche. Lo que se ingiera después de esa hora difícilmente se  quemará, debido a que el cuerpo estará en reposo y comenzará a ir más lento en cuanto al gasto de energía.

7.- Ten un horario regular de comidas. Es importante un equilibrio en cuanto a cantidad y regularidad en las comidas; las mismas deben hacerse normalmente a las mismas horas para mantener el equilibrio metabólico a buen ritmo.

8.- Toma suficiente vitaminas del Complejo B. La vitamina  B1 o tiamina,  B2 o riboflavina y la B6 o piridoxina han demostrado tener un papel esencial en la tasa metabólica.

9.- Consume mayor cantidad de proteínas. Numerosas investigaciones reflejan que aceleran el metabolismo al aumentar el efecto térmico del cuerpo. Es decir, la cantidad de calorías que el organismo tarda en digerirlos y procesarlos. De hecho, los alimentos proteicos aumentan la tasa metabólica en un 15–30%, en comparación al 5–10% de los hidratos de carbono y el 0–3% de las grasas.

10.- Controla los carbohidratos. Trata de consumir carbohidratos complejos, que son los que contienen un índice glucémico bajo, como las frutas y los vegetales. Estos mantienen los niveles de insulina a raya transformándose en glucosa en un tiempo más prolongado que los carbohidratos simples y producen una liberación de energía de manera progresiva y lenta. 

11.- Consume suficiente ácidos grasos omega 3.  Es una grasa saludables que beneficia la aceleración del metabolismo. Pescados como el  salmón, la caballa o el arenque son buenas fuentes de omega 3. 

12.- Consume alimentos  orgánicos. Un estudio encontró que las frutas, verduras y granos cultivados sin plaguicidas aceleran el metabolismo y ayudan a quemar más grasa, porque no exponen a la tiroides a toxinas. El director de la investigación sobre productos orgánicos indicó que los productos no orgánicos bloquean el metabolismo principalmente por interferir con la tiroides, que es el termostato de su cuerpo e influye en el metabolismo.

13.- No consumas alcohol. ¿Te gusta tomarte tu copita de vino o una cerveza con la comida? Pues esta práctica ralentiza el metabolismo. Varios estudios han demostrado que tomar  licor  antes de la comida hace que la gente coma alrededor de 200 calorías más, además, el cuerpo quema el alcohol primero, lo que significa que las calorías de la comida van a ser almacenadas como grasa.

14.- Consume un toque picante. Ciertos condimentos como el curri, el pimentón, el ají y  la pimienta contienen capsaicina, un quemador de grasas natural que provoca mayor gasto energético.

15.- Duerme bien por la noche. Ya que  las personas que no duermen lo suficiente tienden a consumir más calorías de las que necesitan.

Ventajas y desventajas de tener un metabolismo acelerado

Ventajas y desventajas de tener un metabolismo acelerado

 

 

Las personas con metabolismo acelerado suelen ser personas con tendencia a adelgazar, lo que se traduce en personas delgadas con extremidades largas, músculos largos y frágiles, además de tener huesos muy delgados. 

A la larga eso trae problemas de salud como osteoporosis, en el entendido de que la persona sea del tipo sedentaria, es decir, que no hacer ejercicios.

Ventajas:

  • El cuerpo podrá procesar los alimentos más rápidamente y evitar que se conviertan y almacenen como grasa.
  • Mayor vitalidad, debido a que el cuerpo estará mucho más activo durante la jornada diaria.
  • Se quemarán más calorías con solo hacer las actividades que comúnmente realizamos.
  • El cuerpo trabajará para poder quemar esas grasas que tenemos acumuladas de manera más sencilla y eficiente.
  • El rostro tendrá un mejor color y la piel lucirá mucho más radiante. 
  • Tendrá una vida mucho más saludable.

Desventajas:

  • Menos sensación de saciedad: Uno de los síntomas para darse cuenta de que el metabolismo está acelerado es la necesidad de comer más para sentirse satisfecho, y aun así la sensación de saciedad dura menos tiempo. 

Esto sucede porque el organismo digiere los alimentos más rápido al momento de activar más enzimas digestivas para poder descomponer más rápido todos los nutrientes necesarios para la reconstrucción muscular.

  • Les cuesta ganar peso porque su cuerpo consume toda las calorías que consume en tiempo récord, no deja reservas de energía en forma de grasa como sucede con las personas que tienen el metabolismo lento.
  • En caso de no tener hambre a la hora que le toque comer, igualmente debe hacerlo porque su metabolismo acelerado comenzará a quemar grasa que no tiene, y se comerá su masa muscular y la persona se adelgazará aún más. 

Es importante suministrar las calorías constantemente para que el metabolismo tenga calorías que quemar.

En todo caso los extremos siempre son malos para la salud y una vida plena y saludable.

Siempre hay que buscar el apoyo de profesionales de la salud para lograr un metabolismo normal, ni lento ni acelerado.

← Publicación anterior Publicación nueva →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa