Cómo mantenerte hidratado si te cuesta tomar agua

Cómo mantenerte hidratado si te cuesta tomar agua

Si quieres alcanzar tu peso ideal, lucir un cutis limpio y luminoso, o hasta prevenir la celulitis, tienes que enfrentar algunos retos. Y uno de los más desafiantes es mantenerte bien hidratado, sobre todo si te cuesta tomar agua.

Si bien el llamado vital líquido es fundamental para el funcionamiento de tu cuerpo, existen otras alternativas naturales y saludables para hidratarte que te vamos a contar en este artículo.

¡Sigue leyendo y descúbrelas!

Por qué debes mantenerte hidratado

La necesidad de beber suficiente agua es un hecho, por muchas razones importantes para tu salud y tu apariencia:

por qué necesitas mantenerte hidratado

Y aunque todos sabemos que es fundamental tomar agua, muchos de nosotros no nos proponemos a beber lo suficiente a diario, simplemente porque se nos pasa entre tantas actividades diarias o porque, simplemente, no nos gusta.

Tu cuerpo siempre necesita agua

Mantenerte hidratado es primordial para que tu organismo funcione correctamente. Y, pese a que te cuesta tomar agua, debes saber que tu cuerpo consta de aproximadamente 42 litros de ella y se descompone así:

Tu cuerpo siempre necesita agua

De estos aproximados 42 litros, tu cuerpo también necesita más agua para la circulación sanguínea, el metabolismo y la eliminación de desechos.

Ahora, imagínate todo lo que sufre tu cuerpo si no obtienes lo suficiente de este líquido vital.

Un estudio de 25 mujeres que no consumían suficiente agua experimentaron un empeoramiento en su estado de ánimo, irritabilidad, dolores de cabeza, menor concentración y percibieron que las tareas de su día a día eran mucho más difíciles.

Lo cual determina que tu cuerpo siempre necesita agua, no solo para funcionar mejor, sino para mejorar tu estado de ánimo y función cognitiva.

Cuánto líquido necesitas para mantenerte hidratado

Según el European Journal of Clinical Nutrition, un adulto sedentario debe tener una ingesta media de 1,5 litros de agua al día. Sin embargo, de acuerdo con la National Academy of Sciences, la ingesta total recomendada de fluidos (agua y bebidas) al día es:

Cuánto líquido necesitas para mantenerte hidratado

En esencia, la cantidad de agua que necesitas beber en un día dependerá de las funciones y de los mecanismos de tu cuerpo. Pero los requisitos individuales pueden variar de una persona a otra y pueden verse afectados por diferentes factores, como:

  • Edad.
  • Masa corporal.
  • Embarazo.
  • Estado de la lactancia materna.
  • Dieta.
  • Clima.
  • Actividades diarias.
  • Ingesta de electrolitos.

Pese a que se recomienda que las personas deben beber diariamente al menos ocho vasos de agua para evitar anomalías referentes a la deshidratación, esto no tiene el respaldo de ninguna evidencia científica.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la ingesta diaria de líquidos se define como la cantidad que se consume en alimentos, agua potable y otras bebidas.

¿Cuándo se requiere hidratación extra?

Ya sea que estés:

¿Cuándo se requiere hidratación extra?

Significa que necesitas aumentar la ingesta de líquidos, porque estarás perdiendo el agua y sales minerales tan necesarias para tu organismo. Y, al perderlas, corres el riesgo de tener calambres, fatiga, espasmos, debilidad muscular, dolores de cabeza, cansancio, entre otros.

Por lo que es sumamente importante reponer los líquidos y sales minerales que se pierden.

Cuando se hacen ayunos prolongados o dietas bajas en carbohidratos, mantenerse hidratado es importantísimo, dado que se reducen los niveles de insulina y se produce una gran eliminación de líquidos y electrolitos.

Por eso, se recomienda beber líquidos que no aporten calorías, para no obstaculizar el objetivo final de estas formas de alimentarse.

El agua es lo más recomendable, pero si no te gusta tomarla, una estrategia efectiva para restablecer el balance del cuerpo es usar un suplemento de electrolitos.

Opciones naturales para mantenerte hidratado si te cuesta tomar agua

Agua de coco

Agua de coco

Tiene excelentes beneficios para la salud debido a que contiene antioxidantes, aminoácidos, minerales y vitaminas. Además, es uno de los sustitutos naturales de las bebidas deportivas.

Se debe tomar con moderación, ya que contiene azúcar (natural) y se recomienda consumirla especialmente después de un entrenamiento cardiovascular o cuando necesites reponer sales minerales.

Cambia tus carbohidratos por otras alternativas

Cambia tus carbohidratos por otras alternativas

Si planificas tus comidas para tu semana, trata de eliminar los alimentos secos y pesados como el arroz, las pastas, etc. Y sustituyelos por fideos de calabacín, zanahoria, remolacha y apio, porque estos además de ser riquísimos, pueden contener aproximadamente un 95% de agua.

Por ejemplo, si vas a preparar tu comida para mañana, una buena idea sería hacer unos fideos de zoodles con una salsa de boloñesa con tomates naturales triturados. Te quedará para chuparte los dedos y le aportarás aproximadamente 90% de líquidos a tu cuerpo.

¡Será una comida saludable e hidratante!

Si quieres saber más sobre la organización de tu menú, lee este artículo Meal prep: planifica tus comidas saludables para la semana” te servirá de mucha ayuda y el descargable también.

Agrega a tus comidas frutas y verduras si te cuesta tomar agua

Esta es una buena opción para mantenerte hidratado, sobre todo si incluyes:

Agrega a tus comidas frutas y verduras si te cuesta tomar agua

Estas solo son algunas de las frutas y vegetales que puedes colocar en tu plato para estar hidratado. Además, tener un plato con estas características le aportará a tu cuerpo muchos nutrientes y vitaminas que necesita.

Consume un poco de café y té

El café y el té contienen cafeína estimulante, que, si se toma en cantidades excesivas puede deshidratarte temporalmente, ya que actúa como diurético. Sin embargo, beberlos en cantidades moderadas puede ser tan hidratante como el agua.

Esto se comprobó en un estudio que realizaron en 50 hombres, donde se les dio a 25 de ellos café bajo cafeína y al restante se les dio agua según sus necesidades. Finalmente, NO se observó ninguna diferencia en cuanto a hidratación en las personas que tomaron café y las que bebieron agua.

Opta por la leche descremada baja en grasas si te cuesta tomar agua

Opta por la leche descremada baja en grasas si te cuesta tomar agua

Así como te aporta una gran cantidad de nutrientes, la leche tiene excelentes propiedades hidratantes, ya que contiene altas concentraciones de electrolitos, los cuales te ayudan a equilibrar la cantidad de agua en tu cuerpo.

Las investigaciones han demostrado que la leche descremada baja en grasas te ayuda a rehidratarte y al mismo tiempo te proporciona proteínas y aminoácidos importantes.

¿Te cuesta tomar agua? Échale un ojo a estos consejos

¿Te cuesta tomar agua? Échale un ojo a estos consejos
  1. Comprende tus necesidades de líquidos: como te dije anteriormente, esto de beber por lo menos 8 vasos de agua no está validado por la ciencia, pero una buena forma de comprender cuánto líquido debes beber, es saciando tu sed. Sin embargo, si haces ejercicios o estás en el aire libre es posible que necesites tomar más agua.
  2. Establece una meta diaria: esto puede ayudarte a beber más agua diariamente. Pero, por supuesto, ese objetivo debe ser específico, mensurable, alcanzable, realista y limitado. La idea es que tomes el hábito y después lo sigas como costumbre.
  3. Lleva siempre contigo una botellita reutilizable: tener una botella de agua a mano puede servirte como un recordatorio visual para mantenerte hidratado y se te hará mucho más fácil beber agua en cualquier lugar.
  4. Establece recordatorios: la tecnología en esta tarea será tu mejor amigo; puedes colocar una alarma en tu teléfono o tu smartwatch que te indiquen que es hora de mantenerte hidratado tomando agüita.
  5. Bebe un vaso de agua antes de cada comida: este es un hábito que no solo te ayudará a aumentar la ingesta de agua, sino también te ayudará a disminuir el hambre en la próxima comida.

Mantenerte hidratado puede ser una tarea difícil. Pero, a partir de ahora, será pan comido porque ya sabes todas las opciones naturales que puedes implementar.

¿Conocías algunas de estas alternativas para mantenerte hidratado? Coméntanos.


Back to blog