Conoce qué es el efecto rebote y cómo evitarlo – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Conoce qué es el efecto rebote y cómo evitarlo

Conoce qué es el efecto rebote y cómo evitarlo

Seguro has escuchado sobre el efecto rebote, o efecto yo-yo, de alguien que hizo dieta, consiguió bajar de peso y después de un tiempo… ¡Ups, los kilos de más regresaron! O quizás lo has vivido en carne propia.

Evidentemente, es una consecuencia negativa a la que se enfrenta mucha gente que hace dietas para perder peso sin asesoría nutricional, o creen en la promesa de productos milagro. Al final, se desmotivan por no lograr el peso que los haga ver mejor y sentirse saludables.

Algunos estudios dicen que el 97% de quienes hacen un régimen para perder las libras extra, cuando dejan de hacerlo comienzan a engordar y hasta recuperar el doble de lo que han perdido. Por eso, más que hacer dietas, hay que cambiar los hábitos de alimentación y hacer que nuestras comidas sean saludables y equilibradas.

¿Qué es el efecto rebote o dieta YoYo?

Kelly D. Brownell, profesor de Psicología y Neurociencia, y director del Centro Mundial de Políticas Alimentarias de la Escuela de Políticas Públicas de Sanford School of Public Policy, denominó como "dieta yo-yo" o ciclo de peso, al proceso en el que se pierden libras y luego se recuperan en ciclos, asemejándose al movimiento hacia arriba y hacia abajo que hace el juguete que lleva ese nombre.

En un lenguaje simple, significa que una persona emprende un viaje de pérdida de peso, alcanza el objetivo, no puede mantenerlo y recupera todas las libras perdidas nuevamente, de manera cíclica.

 

Míralo así, tras el deseo de adelgazar rápido, muchas veces se piensa en las alternativas que den resultados inmediatos, como las dietas restrictivas, que prometen bajar de 5 a 10 kilos en una semana. En muchos casos, el objetivo se logra. El problema radica en que no se puede mantener a través del tiempo sin sufrir nuevamente un aumento de peso: esto es el temido y terrible efecto rebote.

¿A qué se debe?

Este fenómeno se produce debido a un problema con el cambio metabólico, ya que el metabolismo basal se desploma por el cambio drástico a una dieta baja en calorías, con relación a lo que se venía consumiendo ordinariamente.

Entonces, el cuerpo comienza a gastar menos como medida de defensa, es decir, el metabolismo se ralentiza y, al cabo de un tiempo, se acostumbra a subsistir con menos calorías de las que necesita.

Luego cuando dejas la dieta y comienzas a comer lo mismo que antes, (que significa el doble o más de las calorías de las que el organismo estaba consumiendo durante la dieta estricta) el metabolismo ya enlentecido no puede quemar las calorías y se acumulan en forma de grasa muy rápido.

Te aclaro que el efecto rebote no es una consecuencia inmediata y normal de perder peso o buscar sentirse mejor. Pero sí es consecuencia del tipo de dieta para adelgazar que se realiza.

¿Por qué se produce el efecto rebote?

¿Por qué se produce el efecto rebote?

Los expertos creen que entre el 80 y el 95% de las personas que hacen dieta recuperan el peso que tanto les costó perder.

Después de estudiar detalladamente este efecto, el Dr. Griebeler llegó a la conclusión de que el culpable es lo que él denominó el punto de ajuste de peso. Es decir, el peso que el cuerpo tiene programado para ser y es una combinación de diversas variables.

La genética, las hormonas, el comportamiento, los niveles de actividad durante la infancia, la historia de la dieta y el medio ambiente, son algunos de los numerosos factores que afectan nuestro metabolismo.

El punto de ajuste de peso y el metabolismo se complementan: el metabolismo quema energía a un ritmo que mantendrá su punto de ajuste de peso, incluso si ese punto es más pesado de lo que es saludable.

¿Cuáles son los desencadenantes?

Los factores que predisponen para que se desencadene el efecto rebote son los siguientes:

¿Cuáles son los desencadenantes?

Cada vez más personas se dan cuenta de que un plan de dieta milagro de 1.100 calorías diarias, combinado con extenuantes programas de pesas y horas de cardio para lograr la figura ideal, daña al cuerpo y al metabolismo.

Se dice que yes you can tiene efecto rebote así como otras opciones que prometen rebajar en corto tiempo. Aunque nosotros no podemos afirmarlo.

¿Cómo evitar el efecto rebote?

¿Cómo evitar el efecto rebote?

Es importante que la dieta siempre se realice bajo supervisión de un médico o nutricionista, de manera que sea adecuada a las necesidades de cada persona. Esto garantiza un seguimiento confiable de su evolución, sin causar daños al organismo.

Tener en cuenta estos factores, también es importante:

  1. Evitar dietas muy restrictivas o desequilibradas a nivel nutricional, debiendo realizar una alimentación variada y equilibrada.
  2. Realizar una reeducación alimentaria, haciendo cambios en el estilo de vida que puedan adoptarse para siempre.
  3. La pérdida de peso debe ser progresiva.
  4. Incluye alimentos saciantes como los altos en proteínas magras, ricos en fibra y con alto contenido acuoso tales como clara de huevos, pescados, legumbres, frutas, verduras, entre otros.
  5. Comer lentamente y masticar bien los alimentos, de manera que la señal de saciedad llegue al cerebro y evitar la ingesta de comida en exceso.
  6. Consumir por lo menos 8 vasos de agua diarios. Beber un vaso antes de cada comida, ayuda a saciar nuestra hambre rápidamente, mejorando nuestro metabolismo y disminuyendo la ansiedad.
  7. Es importante evitar el sedentarismo y mantener la actividad física, como mínimo, 3 veces por semana, durante por lo menos 30 minutos.
  8. Haz entrenamiento muscular para hacer la pérdida de calorías constante, ya que con estos ejercicios los músculos sufren unas micro-roturas que harán que el cuerpo siga gastando energías para recuperarse, mejorando el tono muscular y manteniendo un peso saludable.
  9. Duerme al menos 7 horas cada noche, para que el metabolismo se active y el cuerpo queme la grasa. La falta de sueño también aumenta el nivel de cortisol, lo que puede provocar un rápido aumento de peso.
  10. Reducir el estrés y la dependencia emocional a la comida sobre todo los dulces y postres.
  11. Entrena a tu cerebro para que le guste la comida saludable y para que le desagrade la comida chatarra.
  12. ¡No comas menos, come bien! Apégate a una alimentación saludable que no tiene por qué ser aburrida, ni limitarte a comer lo mismo todos los días.
  13. No compres chucherías como patatas fritas, comida chatarra y alimentos procesados envasados.
  14. Lleva un diario de alimentos, donde anotes cada comida que consumas. Esto te ayudará a eliminar los alimentos potencialmente nocivos y que engordan; también podrás establecer una rutina de alimentos y reducir la frecuencia de los bocadillos.

Entonces, para adelgazar y evitar el efecto rebote, debes llevar a cabo una dieta que cumpla con la cantidad de calorías diarias, pero que sea equilibrada y que incluya alimentos sanos.

Este tipo de dieta para perder peso debe incluir las proteínas e hidratos de carbono necesarios, además de todas las vitaminas y minerales diarios esenciales y ser rica en fibras naturales.

Debes consultar a un médico o nutricionista para elaborar una dieta adecuada a las necesidades nutricionales y actividades diarias.

Es muy importante estar centrado y concentrarse en los aspectos positivos. Recuerda, cuando eras más ligero, lo bien que se sentía despertar cada mañana y la cantidad de energía que tenías para enfrentarte a lo cotidiano.

Este estado de ánimo debe permanecer, por lo cual ponte metas de adelgazamiento a largo plazo, con cambios de hábitos saludables sin hacer dietas yo-yo, así como evitar el riesgo de yes you can tiene efecto rebote y otras opciones. 

 

← Publicación anterior Publicación nueva →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa