El secreto menos conocido para tener el abdomen plano

El secreto menos conocido para tener el abdomen plano

El sueño de muchos es tener el abdomen plano, pero la grasa molesta suele impedir que ese anhelo se cumpla. Por más que hagas de todo para tratar de eliminarla, sigue allí, frustrándote.

Por si no lo sabes, te lo digo de antemano. Perder grasa localizada es IMPOSIBLE, así que no creas que los gorditos de la barriga desaparecerán automáticamente.

Sin embargo, existen algunos secretos que ayudan a tener el abdomen plano. Te invito a que sigas leyendo este artículo, te enteres de ellos y descubras uno que casi nadie conoce.

¿Quieres tener el abdomen plano? Mira estos consejos

¿Quieres tener el abdomen plano? Mira estos consejos

Aunque perder grasa en esta área puede ser una tarea titánica, hay varias estrategias que pueden servir para tener el abdomen plano.

A continuación, te cuento las más efectivas, comprobadas por la ciencia.

La fibra soluble

La combinación de la fibra soluble con el agua crea una especie de gel que hace que el paso de alimentos por tu tracto digestivo sea mucho más lento.

Este tipo de fibra contribuye con la pérdida de peso y también te hará sentir lleno por más tiempo, lo cual te servirá para comer en menos cantidad de la que solías hacerlo normalmente.

Además, según un estudio, este tipo de fibra soluble puede ayudar a combatir la grasa abdominal.

Trata de hacer un esfuerzo por incluirla en tu alimentación diaria, con opciones como:

  • Aguacate o palta.
  • Semillas de lino.
  • Moras.

Si hablamos de fibra soluble como suplemento, el glucomanano es una de las más efectivas, porque se expande en el estómago hasta siete veces su tamaño, así logra mantenerte saciado por varias horas.

Evita los alimentos con grasas trans si quieres tener el abdomen plano

Este tipo de grasas están relacionadas con la inflamación, enfermedades cardíacas, resistencia a la insulina y un aumento notable de la grasa visceral abdominal.

Las grasas trans se consiguen en margarina, pastas para untar y en algunos alimentos envasados.

Para ayudar con los excesos de grasa en la barriga y, sobre todo, con tu salud, es bueno que leas las etiquetas de los alimentos que compres.

Si aún no sabes cómo hacerlo, mira este post “Cómo leer las etiquetas nutricionales: te enseñamos”.

Consume una dieta rica en proteínas

La proteína es un nutriente extremadamente importante cuando de controlar el peso se trata.

Además, disminuye los niveles de la hormona del apetito, aumenta los de la saciedad y ayuda a retener la masa muscular cuando estás en un proceso de pérdida de peso.

Muchos estudios han observado que las personas que consumen más proteína tienden a tener menos grasa abdominal, que quienes tienen una dieta alta en proteína.

Consume una dieta rica en proteínas

No comas muchos alimentos procesados y llenos de azúcares

Varios estudios e investigaciones han demostrado que hay una relación directa entre el consumo de este tipo de alimentos y el aumento de la grasa abdominal.

Y es que la ingesta excesiva de procesados y azúcares, son una de las principales causas del aumento de peso de la mayoría de las personas.

Si quieres tener el abdomen plano, es mejor que reduzcas o dejes a un lado estos alimentos.

El menos conocido para tener el abdomen plano: reduce tus niveles de estrés

El menos conocido para tener el abdomen plano: reduce tus niveles de estrés

Aunque te cueste creerlo, el estrés puede hacer que ganes grasa abdominal y, por supuesto, hacer que el cortisol (hormona del estrés) se dispare en su máxima expresión.

Eso hace que te dé más hambre, te lleva a los atracones en el transcurso del día y promueve la acumulación de grasa, especialmente en la zona media.

Trata de que tus días sean más llevaderos con prácticas relajantes y divertidas que te saquen de los estados estresantes:

  • Escucha tu música favorita.
  • Haz yoga.
  • Date una ducha de agua caliente.
  • Sal a tomar aire fresco.
  • Habla con tus amigas.
  • Haz algo que te guste.

También puedes ayudarte con suplementos naturales como Fat Burner Nite Time, un regulador del sueño que no te deja atontado al día siguiente.

Realiza entrenamientos de resistencia (levanta pesas)

El entrenamiento de fuerza, también conocido como levantamiento de pesas, es muy importante si deseas conservar y ganar masa muscular.

Está demostrado que puede ser una estrategia efectiva para perder peso y contribuye a reducir la grasa abdominal. Y si lo combinas con algo de cardio mucho mejor.

Si te animas a poner en práctica este consejo, es mejor que te asesores con un personal trainer y… ¡NO!, no te vas a volver musculosa de un día a otro por levantar unos cuantos kilos en el gimnasio.

En este post te lo contamos: “Mujer: entrenar con pesas no te hará lucir como hombre”.

Duerme lo suficiente

De hecho, muchos estudios muestran que las personas que no duermen lo suficiente tienden a ganar más peso, lo cual puede incluir grasa abdominal.

El sueño es indispensable para tu salud en general, incluido el peso.

Lo más recomendable es que duermas mínimo 8 horas de sueño profundo y te despiertes con energía.

Además, puedes buscar ayudas naturales que te faciliten dormir relajado; no somníferos con químicos, a menos que te lo recete un médico.

Incluye probióticos en tu día

Los probióticos son bacterias (buenas) que se encuentran en algunos alimentos y suplementos.

Estos tienen múltiples beneficios, desde mejorar la salud intestinal, mejorar la función inmunológica y hasta contribuir en la pérdida de peso.

Algunos investigadores han descubierto que existen diferentes tipos de bacterias desempeñan un papel en la regulación del peso, incluida la pérdida de grasa abdominal.

Para promover un microbioma sano, cuida tus hábitos. También puedes ayudarte con un suplemento como Good Bacteria que te provean de microorganismos buenos.

Cambia tu estilo de vida y combina diferentes métodos

Cambia tu estilo de vida y combina diferentes métodos

Con solo poner en práctica estos consejos, no quiere decir que ya vas a tener el abdomen plano.
Para lograr esa meta se requiere esfuerzo, dedicación y tiempo.

Una forma fácil de ir por ese objetivo es comenzar con un estilo de vida saludable, libre de restricciones y dietas extremas, porque nuevamente te repito, NO SE PUEDE PERDER GRASA LOCALIZADA.

Mantén un estilo de vida saludable, activo, y ve probando estrategias en el camino. Esto es algo así como ensayo y error.

¡Recuerda!... Lo más importante es que no te desanimes.

Coméntanos ¿Tú también quieres tener el abdomen plano?

Back to blog