Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Los efectos del estrés que nadie te ha contado

Los efectos del estrés que nadie te ha contado

Imagina lo que sentía una cavernícola cuando se acercaba un dinosaurio. Su corazón latía muy rápido, sus manos sudaban y le faltaba el aire. Se paralizaba o pegaba una carrera para evitar ser el almuerzo del animal.

Ahora piensa qué sientes tú cuando te estresas. Los síntomas son similares, ¿cierto?

La diferencia es que la cavernícola se relajaba cuando ya estaba a salvo. En cambio, tú permaneces los días estresada, por el dinero, los hijos o porque te llegó la menopausia.

Los efectos del estrés van desde la salud hasta la estética. Aquí conocerás algunos que quizá nadie te ha contado y ¡recibirás un regalo al final del post!

¿Qué es el estrés y cómo funciona?

Es tu respuesta física o mental frente a una situación externa potencialmente peligrosa. Se activa cuando dos hormonas se disparan para preparar a tu cuerpo a la lucha o la huida:

  • Cortisol (la hormona del estrés): aumenta la glucosa en sangre, enviando mucha energía a los músculos para que actúes. 
  • Adrenalina: acelera la frecuencia cardíaca, eleva la presión arterial y aumenta la energía.

Un poco de estrés es útil para enfrentar emergencias. O en momentos retadores como cuando estás atrasada con un proyecto del trabajo, porque te aporta energía y concentración para terminarlo.

Pero cuando estás en estado de alerta constante, el estrés se hace crónico, causándote el desgaste y deterioro de tu cuerpo, así como síntomas físicos, emocionales y estéticos.

Lo peor es que tu organismo no vuelve a la normalidad, incluso cuando no está en peligro.

Los efectos del estrés que muchos desconocen

  • Problemas de piel y envejecimiento prematuro 

Si quieres mantener tu piel sana, bonita y evitar arrugas, procura estresarte menos. Y es que el estrés envejece las células y causa problemas como, resequedad, grasa excesiva, descamación, herpes, psoriasis o acné, incluso en la edad madura.
  • Retención de líquidos y celulitis

Parece mentira, pero la hormona del estrés se cuela en las células, haciendo que los líquidos se queden atascados en tu cuerpo, además de crear hoyuelos en tu piel y estrías.

Seguro también te pasa, que cuando estás estresada mueres por comer algo dulce, una fritura o un snack salado para sentirte mejor. Malas noticias, la calma durará solo un rato y las calorías se acumularán alrededor de tu barriga.

  • Problemas del sistema reproductivo y sexual

Cuando el estrés es muy intenso, puede interrumpir el ciclo menstrual, ovulatorio y provocar infertilidad. Por si fuera poco, el deseo sexual disminuye, porque ¿quién puede enfocarse en las artes amatorias cuando estás estresada? 

  • Problemas cardíacos

El corazón sufre por desamor, pero también cuando te estresas. La hormona del estrés alta puede aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Y, si lo mantienes a largo plazo, puedes de sufrir hipertensión y causarte accidentes cerebrovasculares o ataques al corazón. 

  • Tensión y dolores de cabeza

Cuando estás estresada, los músculos se tensan. Y si permaneces en ese estado, podrías sufrir cefalea, migraña y dolores generalizados del cuerpo.

  • Depresión y ansiedad

Cuando el estrés es constante puedes sentirte deprimida y ansiosa. Esto porque el exceso de cortisol y adrenalina bloquean la acción de la hormona de la felicidad (serotonina).

  • Enfermedades e infecciones

A tu sistema inmune le cuesta más luchar contra virus, bacterias y otros agentes dañinos. Por eso, puedes pescar enfermedades virales, gripes, resfriado común e infecciones. También, tardas más en recuperarte.

  • Problemas digestivos

Tu estómago tampoco la pasa bien porque le cuesta digerir y absorber los nutrientes, hacer la digestión, se irrita y se inflama la mucosa intestinal. Si se prolonga, puede causar úlceras, colon irritable o colitis.

  • Insomnio

Dar vueltas en la cama toda la noche es otra consecuencia del estrés. Y es que el cortisol alto te dificulta conciliar el sueño y permanecer dormida. 

     

    Como ves, los efectos del estrés en las mujeres van más allá de afectar tu estado anímico, aumentar tu nerviosismo o ponerte de mal humor. 

    Si quieres mejorar tu calidad de vida, tu salud, tu celulitis, tu peso, tu piel y disfrutar tus relaciones íntimas al máximo, tienes que dar pasos adelante. 

    El primero puede ser descargar GRATIS la guía antiestrés que creamos para ayudarte…

    ← Publicación anterior Publicación nueva →

    ¿Cuál es la mejor proteína para bajar de peso?

    Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

    Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

    Cómo limpiar el hígado naturalmente

    Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa