Evita recuperar el peso perdido – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Evita recuperar el peso perdido

Evita recuperar el peso perdido

Lograste lo más difícil: perdiste las libras extra con las que llevabas años luchando. Te compraste ropa nueva, te sentías como nunca. Pero como si se tratara de una Cenicienta, en poco tiempo la magia se desvaneció y volviste a recuperar el peso perdido.

Mantener tu peso ideal después de hacer un plan de alimentación bajo en calorías es un desafío. Y hay quienes vuelven a ganar hasta el doble del peso que se rebaja.

Pero a ti no tiene por qué pasarte lo mismo, porque vamos a ofrecerte consejos para que adelgazar sea sostenible a lo largo de tu vida.

¿Qué es el efecto rebote?

Para cualquiera esa una frustración haber perdido unas libras y luego ver como recuperar el peso perdido.

Se le llama efecto rebote o yo-yo al hecho de recuperar el peso perdido después que adelgazas, ya sea tras hacer una dieta o si no la sigues de forma estricta.

Hay tres factores que pueden hacer regresar a esas libras que creías haber fulminado:

  • Hiciste una dieta restrictiva: la restricción calórica excesiva ralentiza el metabolismo, afecta a las hormonas haciendo que desees comer mucho.
  • Una mentalidad equivocada: si piensas en una dieta como el atajo para perder peso, en vez de como UN CAMBIO DE HÁBITOS para mejorar tu salud, es más probable que en algún momento abandones y recuperes lo que rebajaste.
  • Hábitos poco sostenibles: muchos planes para rebajar están basados en motivación y fuerza de voluntad y no en hábitos que puedas incorporar a tu día a día. Pero, lamentablemente, la motivación y la fuerza de voluntad no son estables a lo largo del tiempo.

Estrategias para no recuperar el peso perdido

Para no recuperar el peso perdido debes mantener una alimentación saludable y balanceada, no solo durante el proceso de perder peso. Debes mantenerlo toda la vida, mucho mejor si lo combinas con ejercicios (aunque sea únicamente caminar) y otros hábitos que te mencionaré más adelante.

Recuerda que tienes una responsabilidad para con tu cuerpo y tu salud. Por eso, desarrollar conductas y hábitos saludables te asegurarán un éxito duradero en el tiempo.

  1. Mantén un patrón de alimentación saludable y realista
  • Programa tus menús semanales y compra tus alimentos de manera consciente; opta por los naturales y de temporada como frutas, hortalizas y verduras.
  • Si vas a comprar algún alimento procesado revisa los ingredientes y las calorías.
  • Limita el tamaño de las raciones.
  • Trata de comer en un ambiente relajado, mastica despacio y disfruta tus alimentos.
  • Respeta el horario de tus comidas.
  • Consume agua en vez de refrescos o jugos de frutas, para hidratarte y mitigar la sed.
  • Si optas por otras bebidas, elige infusiones y café sin azúcar. 
  • En un compromiso o salida social trata de consumir bebidas con bajo contenido alcohólico.
  • Si no puedes vivir sin comer pan, trata que sea integral y limita la ración a 40 g diarios.
  • Cambia el postre por una ración de fruta de temporada o un dulce preparado con ingredientes saciantes. Aquí te damos algunas ideas de recetas que se preparan con polvos de proteína. 

2. Mantén tus patrones de alimentación los fines de semana, las vacaciones y las ocasiones especiales. Si te planificas, te será más fácil contar con alimentos saludables para esos momentos.

3. Practica una actividad física, por lo menos 30 minutos diarios, así sea solo caminar. ¡Pero muévete!

4. Cuida tu sueño y procura que sea de calidad. Dormir corrido de 7-8 horas hará una gran diferencia en tu cuerpo, tu energía, tu salud y tu estado de ánimo.

5. Lleva un diario donde anotes tu alimentación y tu actividad física. Así harás seguimiento a tu progreso e identificarás tus tendencias. Por ejemplo, puedes notar que tu peso aumenta durante los periodos en que trabajas horas extra. 

6. Vigila tu peso y medidas regularmente para planificar y ajustar tus hábitos. Ante la más mínima desviación podrás corregir rápidamente el aumento de nuevos kilos.

7. Trata de identificar si estás comiendo por emociones: estrés, depresión, tristeza, alegría, euforia porque podrías comer en exceso. También puede pasarte en celebraciones o cuando sales a comer con amigos.  

8. Busca apoyo de familiares, amigos y otras personas para mantenerte la motivación y el enfoque. Te harán más fácil superar los obstáculos. 

9. Apóyate  de un profesional de la nutrición que te guíe y te brinde consejos adaptados a ti. 

10. Ayúdate con suplementos de proteínas como Fit & Slim para controlar la ansiedad por comer y evitar la flacidez cuando se sube y se baja de peso rápido.

 

Aquí te dijimos las formas de como recuperar el peso perdido, tenlas en mente.  

Recuerda que lograr y mantener tu peso ideal tendrá beneficios para tu salud por toda tu vida. Claro que tú también puedes perder peso y no recuperarlo jamás. 

Si vuelves a recaer en tus antiguos hábitos, eso no significa que todo está perdido. Solo vuelve a empezar y concentrarte en tus hábitos para volver a encaminarte. 

← Publicación anterior

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa