El descanso: una estrategia infalible para tener un cuerpo tonificado – Evolution Advance

This site has limited support for your browser. We recommend switching to Edge, Chrome, Safari, or Firefox.

El descanso: una estrategia infalible para tener un cuerpo tonificado

El descanso: una estrategia infalible para tener un cuerpo tonificado

Si quieres tener un cuerpo tonificado... ¡descansa!

Porque si no descansas, tu cuerpo lo hará por ti en cualquier momento, pero antes te enviará señales como calambres, fatiga o lesiones pequeñas. 

Así, que si recibes cualquiera de estas señales, es hora de tomar una pausa.

Sin descanso no hay cuerpo tonificado

Cuando no descansas de tus entrenamientos, bloqueas el proceso natural de tu cuerpo para tonificarse.

Te lo voy a explicar rápidamente:

Sin descanso no hay cuerpo tonificado

 

Por eso, si no tomas una pausa vas a desperdiciar todo el trabajo y esfuerzo. 

Pero si lo haces, aprovechas al máximo tus entrenamientos porque tienes más energía, fuerza,  concentración y te mantienes enfocado. 

Además, permites que tu sistema inmunológico funcione mejor y evitas el sobre entrenamiento cuando entiendes que ejercitarte NO es una droga que necesitas a diario.

¿Cómo sabes si te estás sobre entrenando?

¡Es muy fácil! Si te sientes agotado, tienes fatiga, dolores o lesiones, podrías estar pasando la raya. 

También puedes tener náuseas, ritmo cardíaco elevado, resfriado o hasta insomnio.

Si esto te sucede, escucha tu cuerpo y analiza cómo te sientes antes, durante y después de tus rutinas. 

Si sufres una lesión, para en seco y busca un especialista.

En caso de inflamación o dolores leves ayúdate con un baño de hielo y masajes. También te servirá un baño de agua tibia con sales de Epsom porque contienen magnesio y sulfato que te ayudarán a relajar los músculos y reducir los calambres.

¿Cuánto ejercicio debes hacer?

Eso depende de tu meta, del nivel en el que te encuentras y el tipo de actividad física que realices.

Lo ideal es buscar asesoría de un entrenador profesional que te diseñe un entrenamiento a tu medida.

Mientras lo haces, te dejo algunos tips de referencia.

Cuánto ejercicio debes hacer

 

En los días de recuperación, tu descanso debe ser activo, es decir, que deberías realizar ejercicios de baja intensidad en poco tiempo, pero… sin exigirte demasiado. 

Camina, monta en bicicleta, trota suavemente o haz yoga.

Esto te va a ayudar a mantener el rendimiento, oxigenar los tejidos, descongestionar el músculo, estimular la circulación sanguínea y las articulaciones y una de las cosas más importantes! Mantener el metabolismo activo.

Realizar sesiones de estiramiento te aporta muchos beneficios que te explico en el video Esculpe tu cuerpo con ejercicios que disminuyen peso y medidas, mientras mantienen intacta tu masa muscular.

Conclusión

Descansar es solo uno de los pasos que te ayudarán a conseguir esa masa muscular firme que tanto deseas.

Si quieres resultados increíbles, además de descansar también debes:

  1. Elegir el estilo de entrenamiento adecuado para TU cuerpo y estilo de vida.
  2. Entrena responsablemente y con muchas ganas.
  3. Aliméntate bien, especialmente durante los 60 minutos después de terminar tu entrenamiento.
  4. Hidrátate para recuperar los fluidos que pierdes con el ejercicio.
  5. Apóyate en la suplementación si quieres recuperarte más rápido. En Evolution Advance podrás encontrar fórmulas súper efectivas como Electrolyte Max y Creatine.
  6. Medita para equilibrar tu mente y disminuir la ansiedad que te produce el alcanzar tu objetivo.  

¡Tómate tu tiempo para descansar!

 

 

← Older Post Newer Post →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa