Mitos del ayuno intermitente

Mitos del ayuno intermitente

La práctica de ayunar está causando furor en redes sociales porque es un superboom para adelgazar y obtener muchos otros beneficios saludables. Algunos se ven tentados a hacerlo, pero existen varios mitos del ayuno intermitente que confunden y desaniman a cualquiera. 

Entre tanta información, consigues defensores y retractores. Por eso, aquí vamos a dar varias razones, sustentadas en la ciencia, por las que ayunar es una práctica segura, saludable y conveniente. Así podrás tomar una decisión mejor informada. 

¿De qué se trata la práctica de ayunar?

El ayuno se practica desde la antigüedad en diferentes culturas y religiones, como en el cristianismo, el islam, el judaísmo, el hinduismo y el budismo.

También conocido como “ayuno a intervalos” (“intermittent fasting” en inglés), es un programa de comidas donde se alternan períodos en los que se come y períodos cuando se deja de comer. 

Es una rutina flexible para cualquier estilo de vida que cuenta con múltiples ventajas y resultados visibles.

De hecho, un artículo publicado por England Journal of Medicine (NEJN), afirma que esta práctica puede convertirse en otro hábito saludable en la vida de las personas, a partir de modificaciones simples en los hábitos cotidianos.

Mitos del ayuno intermitente

Si estás pensando en comenzar a ayunar, quizá tengas muchas preguntas. 

Sobre todo porque siempre se ha dicho que se debe comer al día por lo menos 5 veces o que el desayuno es la comida más importante, entre muchas otras creencias.  

Toda esta matriz de opinión ha generado los siguientes mitos:

Mito 1: Si practicas ayuno intermitente vas a engordar

Falso, estudios señalan que el ayuno intermitente ayuda a la quema de grasa y es uno de los mejores procedimientos para adelgazar.

Cuando practicas el ayuno intermitente tu cuerpo comienza a utilizar la grasa almacenada para darle energía al organismo, (cetogénesis) y, en consecuencia, hace perder peso.

Mito 2: Vas a destruir el músculo

Falso, durante el ayuno el cuerpo comienza a quemar grasa como combustible y no músculo como ocurre en otras dietas de adelgazamiento.

Mito 3: Disminuye la energía y la atención

Falso, con esta práctica mejoras el rendimiento y la atención porque favorece  el proceso regenerativo de tu cuerpo, científicamente llamado  autofagia. Eso hace que se renueve tu vitalidad,  claridad mental y sobre todo tu energía.

Mito 4: No se puede ingerir ni siquiera líquidos durante el ayuno

Falso, puedes consumir café negro, té, infusiones herbales y agua mineral; eso si, sin azúcar o edulcorantes.

Mito 5: Puedes comer cualquier cosa durante la ventana de alimentación

Falso, para lograr los beneficios del ayuno intermitente debes cumplir con una dieta equilibrada y saludable. 

Mito 6: No rindes durante el ejercicio físico

Falso, entrenar en ayunas favorece que ganes flexibilidad metabólica, y que tu organismo se vuelva más eficiente a la hora de utilizar la glucosa y la grasa durante tus entrenamientos.

Mito 7: Sientes mayor ansiedad y desesperación por comer

Falso, esta práctica te ayuda a reconocer entre el hambre real y el hambre emocional, haciendo que mejores tu relación con la comida, sin ser esclava de la misma.

Es importante que sepas, que el ayuno intermitente no está indicado para todas las personas. Si tienes una enfermedad crónica, debes consultar con tu médico y está totalmente contraindicado para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.

Back to blog