Retención de líquidos durante el ayuno: mito o realidad 

Retención de líquidos durante el ayuno: mito o realidad 

Cada día son más las personas que ayunan para conseguir bajar de peso, mejorar su salud y hasta su estado de ánimo. Pero otras no se atreven porque existen creencias falsas, como que sufrirán de retención de líquidos durante el ayuno.

Sí, como con cualquier tendencia popular, hay mucha información errónea sobre este estilo de vida.

Por eso, vamos a ayudarte a separar los hechos de la ficción, contándote por qué la retención de líquidos durante el ayuno es un mito y no una realidad.

¿Por qué se cree que ayunar causa retención de líquidos? 

No hay estudios médicos que respalden esta afirmación. Entonces, ¿dé dónde surgió esta creencia? 

Sucede que mucha gente puede presentar hinchazón cuando ayuna y, en ocasiones, acompañada con retención de líquidos. 

PEEERO… la mayoría de las veces la causa de esa retención no es por ayunar, sino por otras razones. 

Por ejemplo, cuando la persona come en exceso al finalizar su período de ayuno, en especial si abusa de carbohidratos y alimentos procesados altos en sodio. 

Beber demasiada agua o refrescos también aumenta las posibilidades de retener líquidos.

Beber suficiente agua potencia los efectos de ayunar 

Muchas personas que planean empezar a ayunar se preguntan: ¿Si debo pasar horas solo bebiendo agua, eso me hará retener líquidos?  

¡He aquí la respuesta!

Cuando estás en ayunas, te abstienes de todos los alimentos dentro de un período de tiempo específico. Pero debes mantenerte hidratado por varias razones: 

  • Mantiene el buen funcionamiento de las células.  
  • El ayuno podrá ejecutar su proceso de desintoxicación de proteínas y otras estructuras que ya no le sirven al cuerpo.  
  • Beneficia la salud general, incluida la pérdida de grasa y la función cerebral. 
  • Y algo muy importante: cuidará la salud y buen funcionamiento del hígado y los riñones, lo cual es fundamental para expulsar los líquidos durante el ayuno.  
  • Hacer ejercicio de alta intensidad en ayunas también disminuye la retención de líquidos, ya que se pueden remodelar las membranas celulares y reducir la hinchazón.

Por eso y más, existen suficientes razones para comenzar a ayunar, sin el miedo de que retendrás líquidos.

Qué cantidad de líquidos debes tomar durante el ayuno

La hidratación es crucial durante el ayuno; por eso, asegúrate de mantenerte bien hidratado en el proceso.  

El agua es una bebida sin calorías que será tu gran aliada hasta que termines la franja de ayuno porque llena el estómago. Así, te será mucho más fácil ayunar y te hará más suave la transición de regreso a la comida.

Puedes beberla con gas o darle sabor añadiéndole una rodaja de fruta o zumo de limón siempre y cuando no sume calorías a tu bebida. También puedes consumir infusiones, té y café, pero sin endulzantes. 

¿Cuánta bebida debes consumir? Bebe cuando tengas sed y cuando sientas mucha hambre. 

Presta atención a tu sed durante el ayuno porque puede ser una señal de deshidratación. Si estás ocupado o distraído podrías pasarlo por alto, pero recuerda que mantenerte bien hidratado te ayuda a evitar la retención de líquidos durante el ayuno.

Otra forma de detectar si estás bien hidratado es observando el color de tu orina.  Si es amarillo claro o bastante claro, indica que estás bien hidratado.

Evita malestares al ayunar manteniendo el equilibrio de electrolitos

Una realidad que muchos desconocen es que durante el ayuno pueden perderse los electrolitos, unos minerales que desempeñan un papel relevante en tu cuerpo, incluida la regulación del equilibrio hídrico y la hidratación celular.

Pues una de las razones por las que cuesta ayunar durante períodos largos es que el cuerpo no puede obtener suficientes electrolitos.

Esto es lo que sucede: 

  1. Cuando se restringen los alimentos por completo, los niveles de insulina y azúcar en sangre se suprimen, haciendo que los riñones retengan menos sodio y agua.
  2. La insulina baja hace que el cuerpo retenga menos agua y sodio, los cuales expulsa a través de la orina.
  3. Eso provoca desequilibrios de electrolitos y puedes manifestar calambres, fatiga, espasmos, debilidad muscular, dolores de cabeza y otros síntomas desagradables de la deshidratación.

Para esto, los suplementos de electrolitos son muy  beneficiosos y puedes tomarlos sin romper el ayuno. Elektrolyte Max es ideal para porque repone los electrolitos perdidos, fácil y seguro. 

Back to blog