Cuál es la diferencia entre bajar de peso y perder grasa

Cuál es la diferencia entre bajar de peso y perder grasa

A veces es difícil diferenciar estos dos términos bajar de peso y perder grasa porque aunque se encuentran vinculados, no son lo mismo.

Es posible perder peso sin perder grasa o viceversa.

Sin embargo, ¿estás seguro de que estás en el camino correcto si decides bajar de peso para tener un cuerpo “atractivo”?

Seamos realistas, si quieres bajar de peso, lo mas saludable seria perder peso de la grasa.

En Evolution te explicaremos las diferencias entre ambos procesos y vamos a mostrarte por qué uno es mucho mejor para la salud que el otro.

Bajar de peso o perder grasa

Bajar de peso o perder grasa

Antes de iniciar un plan para bajar de peso, la primera pregunta que debes hacerte es: 

¿Estoy haciendo esto simplemente para bajar el número en la balanza o para encontrarme atractivo frente al espejo con una silueta agradable, sin exceso de grasa, pero con un poco de músculos?

En muchos casos, el problema de una persona no es tanto el peso, sino la figura, el tono o simplemente la calidad de la piel. Es posible tener hermosas curvas o una silueta definida sin necesidad de bajar de peso.

Por supuesto, si el exceso de peso es significativo, es necesario que tomes medidas para preservar tu salud y protegerte de los efectos nocivos del sobrepeso y la obesidad.

¿Qué es el peso corporal?

El peso es la suma total de todo lo que compone tu cuerpo, es decir, una mezcla de piel, huesos, órganos, músculos, agua, nervios, tejido conectivo, etc. Es lo que se lee en la balanza cuando te subes a ella.

Por lo tanto, cuando vemos el peso en la balanza, es imposible a simple vista saber como está distribuido el peso en las diferentes partes que te componen.

La composición corporal es la proporción del porcentaje de grasa y masa magra en el cuerpo humano.

Por ejemplo, la piel, los huesos, los nervios, el tejido conectivo, los órganos y el músculo esquelético son partes de la masa libre de grasa del cuerpo.

Sin embargo, la composición corporal es completamente diferente tanto en hombres como en mujeres. Un hombre que pese 150 libras, tendrá una composición corporal diferente a la de una mujer con el mismo peso.

Para conocer cuál es tu IMC (índice de masa corporal) puedes consultar esta calculadora digital creada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de USA.

Ahora a la siguiente pregunta lógica:

¿Qué es la pérdida de peso?

Bajar de peso consiste en perder libras. Podemos perder libras voluntariamente con una dieta con fines estéticos o terapéuticos. Pero también puede ser una consecuencia involuntaria de ciertas enfermedades orgánicas progresivas o trastornos alimentarios.

Con todo, la pérdida de peso (pérdida de libras) es el proceso de reducción del peso corporal total, que es la suma total de la masa muscular, grasa, la masa de los huesos, órganos vitales y el agua.

El objetivo principal de la pérdida de peso es, por tanto, tener una disminución notable en el valor que muestra la balanza. El peso que pierdes puede estar relacionado con los músculos, el agua o la grasa.

Por ejemplo, la pérdida de peso puede provenir de cualquiera de las siguientes funciones corporales:

Por ejemplo, la pérdida de peso puede provenir de cualquiera de las siguientes funciones corporales:

Con el ejemplo anterior, podemos concluir que la pérdida de peso puede provenir de diferentes componentes del cuerpo.

Puede ser de agua y podría haber una disminución en el número de la balanza, pero no significa que hayas perdido grasa.

¿Qué es la pérdida de grasa?

¿Qué es la pérdida de grasa?

Es una acción que tiene como objetivo casi exclusivamente la eliminación de la grasa subcutánea. Pero algunos programas para adelgazar también pueden tener en cuenta la grasa visceral.

La pérdida de grasa se da a través de la reducción de las calorías ingeridas durante el día. Ya sea comiendo menos calorías de lo normal, haciendo ejercicio o una combinación de ambos.

La idea es crear un déficit calórico para que el cuerpo tome energía de las reservas de grasa almacenadas en el cuerpo.

Por ejemplo, si tu cuerpo necesita en promedio 2000 calorías para su funcionamiento durante el día, puedes reducir a 1500 calorías en la ingesta de alimentos.

El resultado apenas se nota en la balanza. El objetivo es tonificar la piel, hacerla más firme, suave y bella. Básicamente, se trata de adelgazar las células grasas, los adipocitos, reduciendo la reserva de lípidos.

Entonces, adelgazar es el proceso de reducción de la grasa corporal, que es la cantidad total de grasa que retiene el cuerpo.

Perder peso no significa que estés perdiendo grasa

Muchas personas tienen esta idea errada en la cabeza y asocian la pérdida de peso con la pérdida de grasa.

Es cierto que muchos pueden "bajar de peso" con facilidad, y creen que están perdiendo grasa cuando en realidad no es así.

Pueden estar perdiendo el peso en agua o musculatura a causa de que hayan manipulado el agua de su cuerpo o la ingesta de carbohidratos en su dieta.

Por ejemplo, es posible que conozcas a alguien que haya perdido unas 10 libras en menos de un mes, lo cual es algo sorprendente, pero si analizamos a profundidad, veremos:

  • Es posible que aumentó su ingesta de agua.
  • Eliminó los alimentos de carbohidratos procesados.
  • Empezó a hacer ejercicio con regularidad.

Cuando modificas tus hábitos de tal manera, es posible perder peso con rapidez porque se pierde agua y glucógeno.

Mientras más agua tomas, más vas a orinar. Si reduces excesivamente el consumo de carbohidratos, comenzarás a perder glucógeno de los músculos.

Además, si reduces la ingesta de sodio, perderás peso en líquido porque, por lo general, el exceso de sodio en el cuerpo causa retención de líquidos.

Por qué la pérdida de grasa casi siempre significa que perderá peso

Esto se debe principalmente a 2 funciones en el cuerpo llamadas catabolismo y anabolismo.

Por qué la pérdida de grasa casi siempre significa que perderá peso

Esto significa que para poder quemar grasa, debes ponerte en estado catabólico porque, al comer menos calorías, el cuerpo va a tomar la energía de tu grasa para cumplir con el gasto calórico de mantenimiento.

Sin embargo, debes seguir estos principios fundamentales:

  • Mantener un déficit calórico moderado
  • Hacer entrenamientos de resistencia regular (2-4 días por semana)
  • Dormir suficiente (8-9 horas por noche)
  • Dejar descansar el cuerpo para que se recupere adecuadamente (hay que tomarse días libres)
  • Ser consistente (la clave de todo progreso)

Si pierdes grasa constantemente, perderás peso.

¿Qué pasa cuando pierdes grasa pero el peso no cambia?

Este es un fenómeno al que le llaman recomposición corporal y es un proceso donde mientras estás quemando grasa, al mismo tiempo ganas músculo.

Esto se puede notar a simple vista en la mujeres, porque la piel comienza a lucir mejor y los músculos sobresalen y se notan.

Por ejemplo: supongamos que una persona tiene un peso de 150 libras con un porcentaje de grasa corporal en 30%. Después de 4 meses de hacer ejercicio y seguir una dieta, sigue pesando 150 libras, pero su porcentaje de grasa se redujo a 25%.

Cuando haces los cálculos, eso es una pérdida de 10 libras de grasa y un aumento de 10 libras de músculo.

Sin embargo, las personas no queman grasa ni desarrollan músculos a un ritmo similar. Cada persona es un proceso diferente.

Así que no esperes perder grasa y aumentar la musculatura al mismo ritmo. Perder grasa suele ser mucho más fácil que desarrollar músculos desde una perspectiva fisiológica.

Cómo puedes verificar que estás perdiendo grasa

Ahora que ya conoces la diferencia entre los términos bajar de peso y perder grasa, quizá te estés preguntando: ¿cómo saber si estoy perdiendo grasa?

Despreocúpate, que no es tan complicado. Existen 4 formas de hacerle un seguimiento a la perdida de grasa:

Peso de la báscula

Este quizás es el más obvio. Pero sí, cuando bajas de grasa de una forma moderada, vas a notar una reducción en la balanza.

Para hacer una revisión de la pérdida de peso con la báscula, lo recomendable es tomar un registro diario del peso, de manera que te ayude a visualizar si el trabajo que estás haciendo es efectivo.

Medidas con la cinta métrica

Este es uno de los mejores métodos para hacerle seguimiento a la pérdida de grasa, porque a medida que pierde grasas, las medidas van reduciendo.

Esto ocurre porque tendemos a almacenar la mayor parte de la grasa en nuestros troncos (cintura, caderas, muslos). Si las medidas no bajan, pero el peso sí, existe la posibilidad de que no estés perdiendo tanta grasa.

Pero si por el contrario, el peso no disminuye pero las medidas si, es probable que estés perdiendo grasa y desarrollando musculatura al mismo tiempo.

Ropa

Tener ropa que ya no te queda porque aumentaste de peso, te permite tener una idea de qué tan bien está funcionando la dieta para perder grasa.

Cada pocas semanas, puedes probarte ese pantalón o esa camisa que dejaste de usar. Si la ropa te queda mejor o más holgada que el mes anterior, es evidente que estás progresando.

Pero si por el contrario la sientes igual, es posible que no estés perdiendo suficiente grasa. Esta es una buena forma de notar resultados.

Imágenes

Por último, hacerte fotos es un método probado que puede ser alentador o estresante dependiendo de cómo lo mires. Lo que necesitas hacer es tomar algunas fotografías antes de comenzar con tu compromiso en la pérdida de grasa.

Consejo: tómate fotos en ropa interior de frente, de espalda y de ambos perfiles. Hazlo cada 2 semanas, utilizando la misma ropa y en la misma posición.

Es posible que algunas personas se sientan avergonzadas de tomarse fotos así. Sin embargo, las imágenes son importantes porque cuando estás enfocado en perder peso o grasa corporal, no vas a notar los cambios que ocurren porque te ves en el espejo todos los días.

Back to blog