Mi experiencia con el microbioma intestinal y la pérdida de peso

Mi experiencia con el microbioma intestinal y la pérdida de peso

Mi experiencia con el microbioma intestinal y la pérdida de peso

¿Sabías que nuestro intestino realmente dicta nuestro peso? Bueno, yo no lo sabía hasta que comencé a sumergirme en el mundo del microbioma y los microbios. Nuestro "microbioma intestinal" es el "secreto para controlar el peso". 

En otras palabras, si no alimentas a tus microbios (bacterias buenas), lo más probable es que estés obstaculizando la pérdida de peso. Pero ¿cómo se hace eso? Necesitas aprender 3 pasos básicos:

  • Conocer el microbioma intestinal. 
  • Descubrir la diferencia entre bacterias buenas y bacterias malas. 
  • Aumentar la cantidad de bacterias buenas para ayudar a controlar el peso.

Proyecto del Intestino humano

Proyecto del intestino humano

Según este proyecto, ¡somos más bacterias que humanos! 10 billones de células humanas frente a 100 billones de células bacterianas. El intestino es la verdadera definición de lo que llamamos el "núcleo de toda la salud" y el propósito de su microbioma es mantener la integridad óptima del revestimiento de los intestinos, la microbiota y mantener un sistema inmunológico saludable.

A medida que envejecemos, nuestro microbioma intestinal también envejece. Y este es uno de varios factores que pueden disminuir nuestros microbios, junto con el uso de antibióticos, las toxinas ambientales y la dieta. 

Además, el desbalance de las bacterias intestinales son una de las causas de trastornos crónicos como presión arterial alta, hipertensión, diabetes tipo 2, síndrome de ovario poliquístico, demencia, cáncer y obesidad.

El microbioma intestinal produce una variedad de neurotransmisores que pueden mejorar la salud mental. De hecho, la conexión entre el intestino y nuestro estado emocional es tan profunda que el intestino se considera el segundo cerebro.

Mi experiencia con el microbioma intestinal

Mi experiencia con el microbioma intestinal

En el 2016 comencé a tomar un suplemento de probióticos con una potencia de 30 billones de CFU de un probiótico que transporta esporas y prebióticos (es el alimento para las bacterias intestinales).

Después de 8 semanas, mi supuesta versión de las "obstinadas 3 libras" que estaba tratando de perder, finalmente se desvaneció. Recuerda, que a medida que envejecemos, nuestro sistema digestivo cambia. Yo pude notar el cambio a medida que me acercaba a los 35. 

En aquel entonces, solo conocía los probióticos y las enzimas digestivas para ayudar a descomponer mejor los alimentos. Mi propósito principal de consumir probióticos era ayudar a restaurar mi flora del abuso de antibióticos. Probé numerosas marcas que me recomendó mi gastroenterólogo. 

Algunos me proveían de una ayuda significativa en comparación con otros que había probado. Prácticamente usé todos y cada uno desde que tenía 23 años cuando me presentaron por primera vez a Florastar en Colombia Medellín.

Hoy en día, se consiguen infinidades de marcas y tipos diferentes de probióticos. He notado que son diferentes tipos de cepas y cada una de ellas tiene un propósito diferente. Además, ciertos alimentos ayudan a mejorar este tipo de cepas de CFU. Por ejemplo, la granada mejora significativamente el crecimiento de cepas de bifidobacterias y lactobacillus. 

La investigación ha podido decir que ciertas cepas ayudan a controlar el SII (síndrome del intestino irritable) y a mejorar la salud mental. Si no tomaba florastar, consumía kéfir y cultivos vivos que se encuentran en los yogures. Esas fueron únicamente mis fuentes principales. Pero no fue suficiente.

Después de aprender tanto sobre la importancia del microbioma intestinal, mi objetivo era expandir y proporcionarle a mi intestino una variedad de probióticos y prebióticos a través de alimentos y suplementos. 

Algunos profesionales de la medicina funcional como yo, recomendaríamos comenzar con un régimen para ayudar a expandir y desarrollar las bacterias buenas, al menos durante 8 semanas. Sobre todo, cuando se tiene una cantidad baja y no son suficientes para combatir las bacterias malas.

Test perder peso

Tenemos bacterias buenas y malas en nuestro microbioma intestinal

Cada una tiene su propio propósito. El de las bacterias malas es dañar nuestro microbioma. Cuanto más se alimenta a estos tipos de bacterias, más probabilidad hay de padecer los trastornos crónicos mencionados anteriormente. 

Las bacterias malas se multiplican debido al régimen de dieta actual que tienen las personas (cantidad inadecuada de fibra y alimentos procesados). Estas bacterias son las que le hablan a tu primer cerebro a través del nervio vago y permanecen "aliméntame, aliméntame" a pesar de que acabas de comer. 

Esto ocurre porque no comiste suficiente fibra que es la que neutraliza las bacterias malas y alimenta a las buenas para dejar de transmitir los mensajes del hambre.

Los que alimentan a las bacterias malas son los siguientes: azúcar refinada, alimentos procesados ​​y alimentos fritos. Este tipo de dieta es conocida formalmente como la dieta estadounidense estándar (SAD). 

En cambio las bacterias buenas se alimentan de celulosa (prebiótica) que es una fibra y UFC de una variedad de cepas de probióticos.

Hay ciertas pruebas de heces que puedes hacerte para ver qué cepas te faltan o necesitas. Si no deseas seguir la ruta del muestreo de heces para tener una imagen más amplia, te aconsejo hacer un ensayo y error para encontrar la cepa que se adapte a tus necesidades intestinales.

Tienes otras opciones para guiarte hacia el camino correcto. Puedes buscar ayuda profesional de medicina funcional para que haga todo el trabajo duro por ti. 

Qué alimentos ayudan a mejorar las bacterias intestinales y a perder peso

Qué alimentos ayudan a mejorar las bacterias intestinales y a perder peso

Consejos:

  1. Consume una variedad de vegetales de colores durante la semana. Especialmente verduras de raíz como alcachofa, nabos, remolachas, diente de león, colinabo, cúrcuma, ginseng, jengibre, rábanos, jícama, chirivías, zanahorias, yuca, malanga, batatas, patatas, etc. 

2. Complementa con probióticos durante al menos 2 meses para expandir la comida de los microbios.

3. Consume carbohidratos complejos, en lugar de azúcares refinados.

4. Incluye en tu dieta alimentos fermentados como la kombucha, soja, tofu y chucrut. Te ayudarán a restablecer el equilibrio adecuado de bacterias en el intestino. También aumenta la absorción de nutrientes.

5. Prueba una nueva fruta o verdura cada dos semanas para expandir la variedad de la microbiota.

6. Intenta cocinar las verduras de manera diferente cada vez. Al vapor, hervir, freír en sartén, al grill o con freidora de aire.

7. Consume celulosa. Aunque tiende a ser más difícil de digerir, este tipo de fibra es lo que alimenta a los microbios beneficiosos. Puedes conseguirla al cocinar puerros, en especial la piel. Ásalos a la parrilla y solo come algunos bocados, esto hará que tus microbios sean muy felices. 

La celulosa también se encuentra en la piel y las raíces de ciertas verduras como el tallo del brócoli. Intenta comerte la piel y las raíces de cada verdura en lugar de tirarlas a la basura.

8. Los estudios han demostrado que seguir una dieta antiinflamatoria o similar a la dieta mediterránea ayuda a mejorar el microbioma intestinal, debido a los altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados (MUFA), ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) y antioxidantes.

Ejemplo de lo que yo como en un día para mejorar mi microbioma y controlar mi peso

Ejemplo de lo que yo como en un día para mejorar mi microbioma y controlar mi peso

Tiendo a comer, al menos, 1 verdura de raíz al día y un prebiótico como chucrut fermentado, tofu, tempeh, frijoles de soya para ayudar a sanar mi intestino y alimentar a mis microbios. Así es como se mejoran las bacterias intestinales.

Recuerda que esta es el arma secreta: cuando dejes a tus microbios hambrientos, seguirás comiendo hasta que estés satisfecho. Sin embargo, así es como ganan tus bacterias malas porque estás dejando que los buenos se mueran de hambre. La bacteria buena come celulosa. Es una fibra más difícil de digerir y comer, pero es el único combustible que alimenta a los buenos. Así es como se expanden y crecen.

Agrega un suplemento de bacterias buenas a tu dieta

Agrega un suplemento de bacterias buenas a tu dieta

Algunas personas necesitan un suplemento para ayudar a expandirse. Por eso, Bernard Kizer, el fundador y director ejecutivo de Evolution Advance Nutrition, trabajó diligentemente durante más de un año en encontrar la mejor fórmula llamada Good Bacteria (Buenas bacterias). 

Este suplemento aporta 30 billones de CFU de estas cepas probióticas: Bacillus subtilis, Bacillus coagulans, Lactobacillus acidophilus, Bifidobacterium longum, Lactobacillus Rhamnosus, Lactobacillus salvivarius, Lactobacillus casei, Bifidobacterium breve y Lactobacill. 

Te recomiendo complementarte con este producto para ayudarte a desarrollar tu microbioma. Algunas personas pueden necesitarlo a largo, corto plazo o por el resto de sus vidas. 

Puedes iniciar con la toma del suplemento durante, al menos, 2 meses para desarrollar las bacterias buenas. Luego, puedes consumirlo para el mantenimiento debido al hecho de que a medida que envejecemos, perdemos la capacidad de producir enzimas digestivas de nuestro páncreas. Necesitamos un "empujón extra" para digerir mejor nuestros alimentos.

Según la Asociación Americana de Dietética (ADA), la ingesta diaria recomendada de fibra es de al menos 25 gramos para los hombres y 30 gramos para las mujeres. Menos de una cuarta parte de la población cumple con los requisitos. 

Lleva tiempo adaptarse a la hinchazón al comenzar un régimen de fibra. Es por eso que animo a mis clientes a comenzar con este producto para ayudar a aliviar el dolor que sienten al aumentar la fibra.

En resumen

En resumen

Si seguimos alimentando mal a nuestras bacterias, el cuerpo no va a poder defenderse cuando se presenten invasores (como los virus). Y podrá reflejarse en aumento del apetito y peso, además de emociones como ansiedad, estrés, depresión, incluso falta de motivación para ser productivo, solo por nombrar algunos. 

Entonces, si deseas ser más feliz y desempeñarte mejor a diario, intenta cambiar tu mentalidad y perspectiva para comprender cómo cualquier cosa que pongas en tu intestino dictará tus emociones. Lo más importante es comprender mejor tu segundo cerebro. 

Estoy aquí para ayudarte a alcanzar tus metas y mejorar tu vida de manera óptima. Por eso, te animo a leer mi otra publicación sobre cambios en el estilo de vida. Todos estos artículos están relacionados entre sí. 

Es un honor para mí ser parte de este equipo y difundir información que contribuya a mejorar la vida y la salud de la mayor cantidad de personas. 

Test perder peso
Back to blog