Lo primero que debes saber sobre nutrición para iniciar un estilo de v – Evolution Advance

Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Lo primero que debes saber sobre nutrición para iniciar un estilo de vida saludable

Lo primero que debes saber sobre nutrición para iniciar un estilo de vida saludable

“Quiero mejorar mi alimentación y quiero comenzar a hacer ejercicio”.

 Has decidido darle un giro a tu vida y adoptar nuevos hábitos de alimentación y ejercicio, pero no sabes a ciencia cierta por dónde empezar y qué cosas comenzar a cambiar. Si te sientes identificado con esto, quiero contarte en los próximos minutos, quizá no todo sobre nutricion, pero sí lo principal para iniciar un estilo de vida saludable.

1. Los carbohidratos no son el enemigo

En las cosas de nutricion, siempre nos han pintado los carbohidratos como los villanos de la película. “Que los carbohidratos engordan”, “Que si comes carbohidratos después del mediodía se convierten en grasa”, y como estas, muchas otras afirmaciones que están muy lejos de la realidad y que a partir de ahora vas a comprender mucho mejor.

Los carbohidratos son tu principal combustible, y la cantidad que debes comer dependerá de tu nivel de actividad física. Por lo tanto, una persona que entrena a diario, necesitará más carbohidratos que una persona que pasa todo el día sentada en una oficina. No obstante, ambos necesitan consumir carbohidratos para cubrir su demanda mínima de energía.

2. Proteínas en cada comida

Las proteínas son los bloques que componen tu cuerpo. No solo están presentes en los músculos, sino que también son la materia prima para construir hormonas, enzimas, huesos, piel y muchos otros tejidos. Por lo tanto, es muy importante que las incluyas en todas tus comidas y también en tus meriendas. Además de proporcionarte mayor saciedad, te ayudará a mantener tu masa muscular y el resto de tu cuerpo funcionando a la perfección.

3. Incluye grasas buenas

No satanices las grasas. Que son malas son cosas de nutricion que se dicen, pero es cuestión de saber cuáles consumir en mayor cantidad, y cuáles limitar. Los alimentos como el aguacate, el pescado, los frutos secos y los aceites vegetales, aportan grasas insaturadas que son muy saludables para tu cuerpo y que deben representar el mayor aporte de grasas en tu dieta. En cambio, debes tratar de limitar la cantidad de grasas saturadas como las de la mantequilla, la mayonesa y la comida chatarra.

4. No olvides las frutas y vegetales

Las frutas y los vegetales son la principal fuente de vitaminas y minerales para tu cuerpo. Consumir cinco raciones al día entre ambos grupos te garantizará un adecuado aporte de estos micronutrientes esenciales para la vida.

5. Controla tu apetito comiendo más veces al día

Uno de los primeros cambios que puedes hacer es comenzar a incluir meriendas entre tus comidas principales. Esto te ayudará a mantener un apetito estable, evitando ataques de ansiedad y atracones de comida. Comer cada 3 o 4 horas es una buena forma de planificar tu alimentación a lo largo del día.

6. Mantente hidratado

Beber 8 vasos de agua al día suele ser una buena recomendación para la mayoría de las personas. Sin embargo, la cantidad de líquido que necesitas es algo un poco más individual y depende de ciertos factores como tu peso corporal y tu nivel de actividad física. Una forma sencilla de calcular la cantidad mínima de agua que necesitas diariamente, es multiplicar 30ml por cada kilogramo de tu peso corporal. De tal modo que, si pesas 50 Kg, necesitas un mínimo de 1,5 litros de agua al día, lo cual equivale a seis vasos de agua. A esta cantidad siempre debe sumarse lo que consumes durante el entrenamiento.

7. TÚ eres único

La individualización es el pilar fundamental de un buen plan de alimentación y de entrenamiento. No existe una dieta o un plan de ejercicios que funcione de la misma forma para todo el mundo, pues cada uno de nosotros tiene características específicas que son irrepetibles. Por tanto, lo mejor que puedes hacer es asesorarte con especialistas en cada área y así lograrás resultados mucho más rápido. Además, ahorrarás tiempo, dinero y esfuerzo. Ahora que ya sabes lo más importante para iniciar tu estilo de vida saludable, solo queda ponerlo en práctica y contagiar a otras personas para que se sumen también. No te pierdas nuestras siguientes publicaciones, en las que estaremos profundizando sobre estos y muchos otros temas que te serán de gran utilidad para lograr tus objetivos.

 

← Publicación anterior Publicación nueva →

Haz aumentar los glúteos con esta mezcla de nutrientes

Gua Sha: la terapia antiedad para tu cuerpo

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Gánale la batalla a la celulitis y luce confiada tu cuerpo en la playa