Aprende a medir porciones con la mano para bajar de peso

Aprende a medir porciones con la mano para bajar de peso

¿Tú también quieres alimentarte sano para adelgazar, pero no sabes cuánto comer? Porque si exageras engordas, pero si comes poco mueres de hambre y los antojos te enloquecen. Sácate las dudas de la cabeza aprendiendo a medir porciones con tu mano.

Con este sistema dejarás de preguntarte… ¿Dos papas medianas estarán bien?, ¿este bistec será muy grande?, ¿me como una taza o dos cucharadas de arroz? 

Te vas a sorprender porque tus platos van a saciarte y estarán mejor equilibrados que nunca antes.

Medir porciones con la mano vs. contar calorías

Para perder peso necesitas comer menos calorías de las que tu cuerpo necesita para funcionar a diario (déficit calórico). Así, a tu organismo no le quedará más remedio que “comerse” la grasa que tiene acumulada para energizarte.

Por eso es que mucha gente, apela a las matemáticas para sumar las calorías que ingieren en cada bocado.

Contar calorías de forma estricta puede ser muy útil para deportistas que desean optimizar su rendimiento, fisicoculturistas, modelos e influencers que viven de su imagen,  entre otros.

También, puede indicarle a cualquier mortal si va por buen camino o se está desviando.

Pero muchos médicos, nutricionistas y sicólogos coinciden en que son mayores sus desventajas porque:

  1. Requiere mucho esfuerzo: vivir sumando y restando calorías para no pasarte de un límite es agotador porque exige concentración y control constantes.
  2. Es muy difícil ser preciso: por más aplicaciones que uses, siempre hay márgenes de error importantes.
  3. Puedes obsesionarte: contar calorías puede causar ansiedad y frustración por no “cumplir” la meta que te autoimpusiste. Y recuerda que tu estado mental juega un rol principal a la hora de perder peso y mantenerlo.

Por eso, si quieres seguir tu proceso, sin dejar de ser feliz, puedes hacerlo mucho más fácil, aprendiendo a medir porciones con la mano.

¿Te parece difícil de creer? El Consejo Europeo de Información Alimentaria  no solo certifica sino que recomienda utilizar las manos y los dedos como una forma sencilla y eficaz de hacer estos cálculos.

Eso sí, para que te funcione, procura que tus alimentos vengan de una dieta equilibrada con carbohidratos, proteínas, grasas buenas, así como frutas y vegetales de muchos colores. 

Cómo medir porciones con la mano para bajar de peso

¡Vamos a pasar a la acción! Aprenderás a medir porciones con la mano para bajar de peso.

Mira que fácil es:

Proteínas:

  • Si eres hombre, consume dos porciones del tamaño de tu palma de la mano con cada comida.
  • Si eres mujer, consume dos porciones del tamaño de tu palma de la mano con cada comida.

Vegetales

  • Si eres hombre, tu porción debe ser del tamaño de dos puños.
  • Si eres mujer, tu porción debe ser del tamaño de un solo puño.

Carbohidratos 

  • Para los hombres, 2 porciones del tamaño de una mano en forma de taza con la mayoría de las comidas serán suficientes.
  • Para las mujeres, 1 porción es lo justo.  

Grasas saludable

  • Para los hombres son 2 porciones de grasas del tamaño de un pulgar con la mayoría de las comidas.
  • Las mujeres usarán 1 sola porción del tamaño del pulgar.  

Si tienes las manos más grandes o más pequeñas que el promedio de personas con el mismo tamaño de tu cuerpo, no te preocupes.

Aun así, el tamaño de tu mano se correlaciona con el tamaño general del cuerpo, incluidos los músculos y los huesos.

Cada cuerpo es diferente

El sistema de medir porciones con la mano es un punto de partida. 

Pero como cada cuerpo es diferente, puedes ser flexible, dependiendo de cómo reaccione el tuyo.  

Por ejemplo:  si mides tus porciones con las manos, pero tu cinta métrica sigue marcando lo mismo, prueba eliminar una palma ahuecada de carbohidratos o un pulgar de grasas en alguna comida.

¿Viste lo sencilla que puede ser tu vida saludable? 

Comienza a medir porciones con la mano para bajar de peso cuanto antes y comenzarás a notar la diferencia no solo en tu figura, sino en tu energía y tu desempeño diario.

Back to blog